• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Organismos de derechos humanos de Nicaragua y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el marco de la conmemoración del 70 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, advirtieron que en el país se han cerrado todos los espacios a la manifestación pública.

Como cada año, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos y la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) presentaron este lunes sus informes anuales, en los que se evidencia una grave violación a los derechos humanos en el país.

En la presentación del informe estuvieron presentes representantes de la CIDH, organizaciones de la sociedad, familiares de las personas fallecidas en las protestas y de los manifestantes detenidos por participar en las manifestaciones.

Alexander Álvarez, representante de la CIDH señaló que la actitud del Gobierno de Nicaragua es lamentable considerando que no hay una justicia objetiva y que “se han cerrado todos los espacios de manifestación pública”.

El representante de la CIDH expresó que no se observa mejoría en la situación de derechos humanos en Nicaragua y lamentó que el Gobierno no ofrezca información transparente sobre las personas detenidas y procesadas durante la crisis.

Por su parte el director de proyectos de la CPDH argumentó que en Nicaragua no hay derecho a protestas aunque sea pacíficamente. "Hay una política de hacer que el pueblo entienda que no hay derecho a protestar aunque sea pacíficamente", dijo Denis Darse.

Según la CPDH durante este año recibieron 3501 denuncias sobre violaciones a los derechos humanos de las cuales 3015 fueron contra la Policía.

Presentación de Informe anual de la CPDH / Rafael Lara

Por su parte el Cenidh contabilizó 3126 denuncias, de las cuales 2,715 se registraron desde el 18 de abril hasta el 30 de noviembre.

Los representantes de la CPDH y el Cenidh demandaron al Gobierno la libertad de los detenidos por participar en las protestas, el cese al acoso, las amenazas y se respete la libertad de expresión.

Cartel con fotografías de manifestantes presos / Rafael Lara

Distintos organismos de derechos humanos han denunciado que en Nicaragua hay una grave violación a los derechos humanos a raíz de la crisis que estalló en abril y que ha dejado más de 300 muertos.