• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La rusa Elis Leonidovna Gonn, quien atacó con ácido sulfúrico al sacerdote Mario Guevara en la catedral de Managua hace ocho días, cumplió este martes 160 horas sin que las autoridades la hayan presentado ante un juez.

Según abogados, se debió actuar de oficio por lo que consideran “intento de homicidio”.

Así vivía la mujer que atacó con ácido a sacerdote en la catedral de Managua

Al no interponer la denuncia el sacerdote, en contra de la rusa, el caso pasa a ser un delito de orden público donde actúan la Policía Nacional y los tribunales de justicia, comentó el penalista Noel Alonso Cano.

El abogado agregó que “técnicamente, si el hecho ocurrió el pasado miércoles 5 de diciembre y fue detenida, pero a la fecha no se sabe nada sobre ella, pasadas las 48 horas estaría siendo detenida ilegalmente”, según el artículo 33 de la Constitución Política de Nicaragua.

Según el doctor en derecho Hardlen Huete, “por el tiempo transcurrido se estaría hablando de una detención ilegal clarísima”, puesto que pasadas las 48 horas se debió presentar a la rusa ante un juez donde se le mostraría la orden de acusación o, si fuese el caso, la remisión al Hospital Psiquiátrico en caso de que presentara problemas mentales.

Valoración psiquiátrica

El Estado de Nicaragua está en la obligación de hacer las investigaciones correspondientes en tiempo y forma, dijo el abogado Noel Alonso, para quien el caso de Elis Leonidovna tomaría dos sentidos: “el primero con la presentación de la acusación por las autoridades correspondientes a un juez”, y el segundo, una orden del Ministerio Público para una valoración siquiátrica por su raro comportamiento.

Ácido sulfúrico no afectó visión del padre Mario Guevara

“Especialistas de Medicina Legal deben determinar si tenía algún padecimiento esquizofrénico. De ser positivo, la mujer tendría que estar en el hospital psiquiátrico durante el periodo que estime el médico”, dijo el abogado Hardlen Huete.

El Nuevo Diario consultó en admisión del Hospital Psiquiátrico si la rusa estaba en ese centro, y la respuesta fue que ninguna extranjera se encontraba allí.

Rusa quiso dar clases en centro de religiosas