•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, extendió este miércoles sanciones contra Ileana Patricia Lacayo Delgado, esposa  del expresidente del Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua Roberto Rivas, al que Washington acusa de "corrupción significativa".

En un comunicado, el Departamento de Estado explicó que Pompeo ha incluido a Roberto Rivas en una "lista negra" por corrupción y, como consecuencia, ha decidido prohibir a él y a su esposa, Ileana Patricia Lacayo Delgado de Rivas, la entrada a territorio estadounidense.

“Debido a su participación en corrupción significativa, el Departamento designa públicamente al Presidente del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, Roberto José Rivas Reyes, en los términos de la Sección 7031 (c) del Departamento de Estado, operaciones en el extranjero y Ley de Apropiaciones de Programas Relacionados. La ley también exige que el Secretario de Estado designe de manera pública o privada a dichos funcionarios y sus familiares inmediatos. Además de la designación del Sr. Rivas, el Secretario también designa públicamente a la esposa del Sr. Rivas, Ileana Patricia Lacayo Delgado de Rivas”, se explica en un comunicado del Departamento de Estado de Estados Unidos.       

En diciembre de 2017, el Gobierno de EE.UU. sancionó a Rivas por "participar en una corrupción significativa y perpetuar el fraude electoral que socavó las instituciones electorales de Nicaragua", recordó la nota de la diplomacia estadounidense.

Rivas renunció a su cargo el 31 de mayo en medio de críticas por su participación en supuestos actos de corrupción.

La oposición acusa a Rivas de beneficiar al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en cada proceso electoral desde 2008 y, además, diversas investigaciones periodísticas le señalaron por tener una vida supuestamente opulenta que no correspondía con su salario como presidente del Consejo Supremo Electoral.


La dimisión de Rivas se produjo en medio de la crisis abierta desde las protestas que estallaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social.

La crisis ha dejado 325 muertos desde abril, según datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que también incluye una lista de más de 600 personas encarceladas por protestar contra el Gobierno y miles de exiliados ante amenazas, asedio y persecución.   

Tras la sanción contra Roberto Rivas Estados Unidos ha sancionado a otros cinco altos funcionarios del Gobierno de Nicaragua, entre ellos la vicepresidenta del país y el comisionado General de la Policía Nacional.