• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

“Es importante atacar al monstruo de la censura, presionar a través de la Organización de los Estados Americanos, para que no se olvide todas las violaciones a los derechos humanos que se están cometiendo en Nicaragua”, afirmó el director ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Ricardo Trotti, durante un foro con periodistas nicaragüenses.

Trotti resaltó la importancia de que la situación de los periodistas independientes sea visibilizada a nivel internacional, haciendo presión con la exposición de todos los abusos que se han cometido en su contra.

La representante de la sociedad civil en la OEA, Tanya Mroczek, durante el foro, destacó la necesidad de que las informaciones que los periodistas transmitan suban de tono y pasen de un llamado a un grito de emergencia, pues, “hay que visibiliza y empezar a exigir más acciones”.

Vidas en peligro

El periodista Anibal Toruño, director de Radio Darío, una de las voces disidentes al Gobierno, en León, y uno de los primeros medios de comunicación atacados, denunció ante la SIP que la vida de todos los hombres y mujeres de prensa independiente de Nicaragua “está en peligro”.

“En esta nueva etapa de represión se ven involucrados los medios de comunicación, la estrategia del Gobierno es callar y las vidas de los periodistas independientes están en peligro”, señaló Toruño.

El director de Radio Darío también explicó que, en los últimos casi ocho meses de crisis social, los periodistas se han visto inmersos en ataque dirigidos a callarlos, tales como: robos de cámaras, computadoras y celulares.

Asimismo, recordó que ya un comunicador murió en ejercicio, Ángel Gahona, y muchos han sido golpeados. Además, refirió que medios como 100% Noticias corren peligro de ser cerrados, pues ya enfrentan acusaciones de seguidores del Frente Sandinista, y que los colaboradores de Radio Darío fueron amenazados por la Policía con arresto, el pasado 3 de diciembre, por lo que ahora casi trabaja en la clandestinidad.

Propuestas

En este sentido, la SIP explicó que se está trabajando para que la situación de los periodistas sea expuesta en foros internacionales. Además, se comprometieron, en conjunto con la representante de la sociedad civil de la OEA, a trabajar en aras de que los medios recuperen las herramientas de trabajo que les han arrebatado, en un intento por callarlos.

De igual forma, Tanya Mroczek aseguró que trabajarán para que la OEA lleve una sesión especial en la que los periodistas puedan dar a conocer toda la crisis que pasa el periodismo nicaragüense, por la persecución, amenazas y agresiones directas.