• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Marlene Alejos, representante para América Latina de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) sostendrá este viernes un encuentro con el canciller Denis Moncada Colindres.

La información fue oficializada a través de la cuenta oficial de Twitter de Oacnudh este jueves.

“Representante de Oacnudh para América Central, Marlene Alejos, viaja para sostener mañana (este viernes) una reunión con Canciller del Estado de Nicaragua, Denis Moncada Colindres”, señala el tuit.

La oficialización del arribo de la funcionaria se da luego que a finales de noviembre la comisionada Michelle Bachelet declaró a la cadena de noticias CNN que el Gobierno de Nicaragua había establecido contacto con la Oacnudh para que una misión técnica de ese organismo retornara a Nicaragua para continuar investigando los actos de violencia que han acontecido desde abril pasado.

“Hemos recibido hace tres semanas una carta (de autoridades nicaragüenses), señalando el interés de que alguna misión técnica vuelva a Nicaragua, y nuestra jefa de la oficina regional en Panamá va en el mes de diciembre a relacionarse con las autoridades nicaragüenses para ver si son adecuadas o no las condiciones para que nuestra gente pudiera volver a continuar en el terreno trabajando”, expresó Bachelet en su momento.

Misión expulsada

La misión de la Oacnudh había sido invitada por el Gobierno en junio de este año para que investigase la situación de derechos humanos en el país.

El miércoles 29 de agosto la misión presentó un informe de su trabajo, en el que afirmó que desde que iniciaron las protestas, el Gobierno de Nicaragua había hecho un “uso excesivo de la fuerza” y que, “lejos de reconocer su responsabilidad por los actos ilícitos cometidos”, el Gobierno culpa a la oposición.

Un par de días antes de efectuar la presentación de su informe, el gobierno expulsó al grupo de trabajo, sin embargo estos han continuado monitoreando la situación del país desde la oficina regional establecida en la ciudad de Panamá.

Según reportes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al menos 325 personas han fallecidos desde que iniciaron las protestas antigubernamentales el 18 de abril.