•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Operativos de allanamiento casi simultáneos con decenas de policías armados se realizaron la noche de este jueves y la madrugada del viernes, en las sedes de cinco organismos no gubernamentales a los que la Asamblea Nacional les canceló la personería jurídica.

La acción policial también incluyó las oficinas del semanario Confidencial y los programas televisivos Esta Noche y Esta Semana, que dirige el periodista Carlos Fernando Chamorro, a pesar de que no hay ninguna causa legal contra ellos.

Además de la empresa de comunicación de Chamorro, los organismos allanados son el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), la Fundación del Río, Popol Nah, el Instituto de Liderazgo de las Segovias (ILLS) y el Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade).

En todas las oficinas los policías se llevaron computadoras y documentos. En el caso de las oficinas de los medios de comunicación de Chamorro, también sustrajeron equipos de computación y causaron daños.

Según los guardas de seguridad de las oficinas de la revista Confidencial, los policías llegaron a medianoche y forzaron las puertas del local. Preguntaron si ahí quedaba Cinco (Centro de Investigación de la Comunicación), del cual Chamorro también es directivo. Los vigilantes les respondieron que las oficinas de Cinco están en Plaza España y los policías se retiraron.

Los policías regresaron media hora después y forzaron su entrada a las instalaciones y se llevaron 13 ordenadores y documentos.

Chamorro fue avisado del allanamiento y la sustracción de equipos una vez que los policías se retiraron.

El edificio del Cenidh en Managua quedó bajo control policial. Melvin  Vargas/END

"Es un acto ilegal, punible, violatorio a la propiedad privada, la libertad de expresión, la libertad de prensa, a la libre empresa", afirmó Carlos Fernando Chamorro, director de Confidencial.

Chamorro agregó que la Policía también ingresó a oficinas de la empresa Cabal, propiedad de su esposa, Desiré Elizondo, que también estaba en el mismo domicilio.

 

CENIDH HABÍA PEDIDO AUXILIO

A eso de las 9:00 de la noche, Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), hizo un llamado de auxilio a través de las redes sociales ante un inminente allanamiento de las oficinas de este organismo, por la Policía que desde temprano tenía rodeado el edificio.

“Denunciamos que aumenta el acoso contra miembros del Cenidh al obstaculizar su ingreso a nuestras oficinas. Esta es una violación más a nuestro derecho a defender”, expresó Núñez en un tuit.

Horas después, también por twitter, expresó: “denunciamos allanamiento ilegal y arbitrario en las oficinas del Cenidh y otras organizaciones civiles sin fines de lucro”.

Más tarde comprobaron, según relató Núñez, que agentes armados ingresaron a la oficina del Cenidh por el techo del edificio.

El guarda de seguridad fue sometido y colocado boca abajo. Agentes vestidos de civil requisaron el sitio. Las autoridades habían concedido a ese organismo de derechos humanos 15 días para presentar los registros contables.

"Entraron como delincuentes por el techo, luego de haber acordado con el Ministerio de Gobernación que nos daban 15 días para presentar los registros contables... Ayer (jueves) teníamos problemas para ingresar al área, hoy (viernes) nos permitieron el ingreso. Voltearon y saquearon lo que pudieron en todas las oficinas. Hay papeles por todos lados y cosas tiradas”, lamentó Núñez, quien denunció que dos camionetas de la organización quedaron en poder de la institución policial.

Mónica Baltodano llega a Popol  Nah, tras el allanamiento. Archivo/END

Los agentes también se llevaron documentación y celulares de madres de presos. Estas personas estaban dentro del inmueble al momento del allanamiento, denunciaron.

EN POPOL NA

En la Fundación para la Promoción y el Desarrollo Municipal (Popol Na), el allanamiento se ejecutó de forma similar, inició el jueves por la noche y terminó el viernes.

Alexis Hernández, el guarda de seguridad, relató que los uniformados llegaron en tres patrullas y forzaron el portón.

“Aparecieron primero, tres patrullas de Auxilio Judicial, violentaron el portón con barras, después me conminaron a entregar la llave, me pidieron las llaves de los vehículos de la institución, me requisaron el celular y el arma, un revolver Tauro calibre 38 de seis tiros, las municiones que tenía y la portación de arma”, narró Hernández.

Agregó que después los policías le pidieron las llaves para abrir las oficinas de otras organizaciones que rentan espacios en el edificio, y procedieron a irrumpir en las oficinas de Popol Na y de las otras oenegé. Uno de los oficiales constantemente le decía: “cooperá”.

“Estuvieron en la sala Sandino, donde hay documentación histórica, también en la oficina de Administración, Contabilidad y el área de Informática, en donde se mantenían cámaras (de vigilancia), monitores; después se dirigieron a las bodegas, a las oficinas de Onda Local y de otros inquilinos que tenemos”, dijo Hernández.

Mónica Baltodano, quien preside Popol Na, detalló que entre los objetos sustraídos por la Policía en esta fundación están dos cajas chicas que contenían 2,000 y 4,000 córdobas respectivamente.

También se llevaron los CPU de varias computadoras, los servidores informáticos, comprobantes de egresos y pagos de los últimos cinco años, documentación, así como cheques firmados y cuatro vehículos, dos pertenecientes al organismo, uno propiedad de Baltodano y otro que es de una de las organizaciones que renta parte del edificio.

Las oficinas del Ieepp han sido declaradas como clausuradas. Archivo/END

Al momento del allanamiento, en Popol Na estaban hospedadas siete madres de manifestantes que enfrentan procesos judiciales en Managua, a las cuales mantuvieron acostadas en el suelo boca abajo, custodiadas por los oficiales. A ellas les decomisaron los teléfonos celulares y dinero en efectivo.

GOLPEAN Y ROBAN A PERSONAL

En el Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade), ocho patrullas se hicieron presentes desde las 9:45 de la noche del jueves y, según un comunicado de este organismo, los agentes llegaron “con armas de guerra, como si se tratara de un ejército de ocupación, asaltaron por diversos puntos las instalaciones de Ipade, golpeando al vigilante y conductores a quienes esposaron y robaron además sus celulares y su pago quincenal”.

Durante el allanamiento, la Policía destruyó con exceso de violencia puertas de oficinas, escritorios y archivos, llevándose equipos de computación, documentación y vehículos de la institución.

El Ipade informó que el allanamiento concluyó en la madrugada del viernes, y que los policías también se llevaron documentación de personas y empresas privadas que arrendaban locales en ese edificio.

LA FUNDACIÓN DEL RÍO

De lo ocurrido en la Fundación del Río, en San Carlos, Río San Juan, se conoce poco. Amaru Ruíz, presidente de ese organismo, se limitó a confirmar el allanamiento de sus oficinas, sin brindar detalles.

Los estudios de Esta semana, tras el allanamiento. Archivo/END

Este organismo se dedica a la protección y restauración de los ecosistemas naturales del Sureste de Nicaragua, precisamente en la Reserva Biológica Indio-Maíz.

Tampoco hubo información sobre el allanamiento en la sede del Instituto de Liderazgo de las Segovias (ILLS).

La Asamblea Nacional canceló el jueves las personerías jurídicas a todas las ONG allanadas, argumentando que usaron su estructura para cometer ilícitos y que formaron parte de un plan para “dar un golpe de estado al gobierno” de Nicaragua.

En total son nueve los organismos que ahora se encuentran sin representación legal.

Una cinta dejada por la Policía Nacional en uno de los edificios allanados en Managua. Archivo/END

Primero, fueron canceladas las personerías del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), el organismo Hagamos Democracia, el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp) y el Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas), que dirigía Ana Quirós, a quien también le quitaron la nacionalidad nicaragüense y la deportaron a Costa Rica.

El jueves siguieron con el Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco), el Instituto para el Desarrollo de la Democracia (Ipade), que presidía Mauricio Zúniga; el Instituto de Liderazgo de las Segovias (ILLS), dirigido por Haydeé Castillo; la Fundación para la Conservación y el Desarrollo del Sur Este de Nicaragua (Fundación del Río) y la Fundación para la Promoción y el Desarrollo Municipal (Popol Na), dirigida por Mónica Baltodano.