• Managua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Vilma Núñez de Escorcia, presidenta del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh), anunció este sábado que a partir del lunes, este organismo instalará una nueva oficina para continuar atendiendo denuncias de violaciones de los derechos humanos.

"En las próximas horas vamos a estar revelando nuestra nueva dirección porque no vamos a parar de recabar las denuncias de violaciones y atropellos en contra del pueblo", dijo Núñez, luego que fuerzas policiales allanaran y ocuparan de forma violenta las oficinas del centro que ella preside.

La presidenta del Cenidh dijo que la primera denuncia que recogerán será el atropello sufrido por el periodista Carlos Fernando Chamorro, directivo del Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco), que junto a periodistas de medios independientes, fueron sacados a empujones y golpes de la entrada de las oficinas centrales de la Policía, en Plaza El Sol este sábado.

Chamorro pretendía obtener información sobre la ocupación que las fuerzas policiales mantienen de las oficinas de tres medios de comunicación que él dirige, como son Esta Noche, Esta Semana y el sitio digital Confidencial.

"De toda esta represión y violaciones a los derechos civiles, haremos un informe dirigido a Amnistía Internacional", comentó Núñez.

El abogado del Cenidh, Gonzalo Carrión, con 26 años en esta instancia de derechos humanos, indicó que agotarán todas las vías legales y recurrirán de revisión ante las instancias gubernamentales, sobre la ocupación policial a las oficinas que el organismo de derechos humanos tiene en varias ciudades de país.

"Dada la manipulación de las instituciones por parte del gobierno central, no esperamos una respuesta verdadera ante los atropellos, pero esos son los procedimientos, para documentar estas violaciones a los derechos humanos", dijo Carrión.

Impiden ingreso a Ñúñez al Cenidh

La Policía Nacional impidió este sábado a la presidenta del Cenidh) el ingreso hacia las oficinas donde venía funcionando este organismo.

Núñez intentaba este sábado realizar una evaluación de la condición física de las instalaciones y un inventario de los bienes del edificio que fue allanado y ocupado por fuerzas policiales desde la media noche del jueves, después de que la mayoría de diputados sandinistas de la Asamblea Nacional le cancelara la personería jurídica.


"El Cenidh está intervenido arbitrariamente, la disposición de la Asamblea Nacional de quitarnos la personería juridica, a petición del Ministerio de Gobernación (Migob), todavía no es efectiva, ya que hasta hoy (este sábado) no ha sido publicada en La Gaceta (diario oficial), a como debe ser el procedimiento", dijo Núñez, quien iba acompañada por una notaria y el jurista Adrian Meza, como testigo calificado.

"Cuando llegamos al retén los policías dijeron que no podíamos pasar, y que eran órdenes del propio ministro de Gobernación", aseguró Núñez, señalando que hace responsables de lo que le suceda al edificio al ministro y a la Policía.

Núñez dijo que la filial de Chinandega fue intervenida el viernes por la noche y al menos dejaron que los trabajadores sacaran sus efectos personales.

La defensora de los derechos humanos, de 80 años de edad, recordó que en Managua, el jueves a medianoche, la Policía asaltó las instalaciones del Cenidh, golpearon al guarda de seguridad y hurtaron documentos y computadoras, al igual que en las oficinas de otras organizaciones de sociedad civil que el jueves también fueron despojadas de su personería jurídica através del Parlamento.