•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los gobiernos de Reino Unido y Panamá lamentaron hoy las acciones contra ONG y medios de comunicación independientes en Nicaragua e hicieron un llamado a la reflexión, retomar el diálogo y al respeto a los derechos humanos y la libertad de prensa.

“Preocupados por anulación de personería jurídica de ONGs nicaragüenses y ataques a los medios independientes. Llamamos al respecto por los derechos humanos, la libertad de expresión y diálogo abierto y transparente”, informó a través de su cuenta de Twitter la embajada de Reino en Nicaragua.  

La Policía de Nicaragua ha allanado y ocupado sedes de organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación críticos con el Gobierno en las últimas horas, en medio de la crisis que vive ese país desde abril pasado y que ha dejado cientos de muertos y detenidos en el marco de manifestaciones antigubernamentales.

Ayer la Unión Europea (UE) aseguró que la decisión de Nicaragua de retirar la personalidad jurídica a organizaciones de la sociedad civil supone "un paso más contra el Estado de Derecho".

"Las recientes decisiones de las autoridades de Nicaragua de revocar la personalidad jurídica de organizaciones de la sociedad civil y periodísticas marcan un paso más contra el Estado de Derecho, las libertades civiles y el respeto por los derechos humanos", declaró en un comunicado la portavoz de la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini.

En un comunicado difundido por la Cancillería panameña, el Gobierno del presidente Juan Carlos Varela expresó que "lamenta los recientes acontecimientos en Nicaragua, contra medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales del hermano país".

Policía de Nicaragua agrede a periodistas / Orlando Valenzuela "Las medidas tomadas son contrarias a reiterados llamados que ha hecho la comunidad internacional, y van en detrimento de los esfuerzos del Grupo de Trabajo del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), del cual forma parte Panamá, para encontrar una solución pacífica y constitucional a la crisis que enfrenta Nicaragua", indicó la misiva panameña.

Añadió que el "gobierno panameño hace un llamado a la reflexión, al diálogo como solución a la crisis y al más estricto apego a los derechos humanos y la libertad de expresión".