•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En un contexto de dolor y tristeza fueron sepultados este fin de semana en Condega, Pueblo Nuevo y Palacagûina, cuatro personas que perecieron en un fatídico accidente registrado en la cuesta La Kukamonga, la tarde del viernes pasado y que las autoridades policiales   han tipificado como quíntuple colisión de vehículos.

En la tragedia, registrada exactamente en el kilómetro 170 de la carretera Panamericana  norte murieron Beatriz del Socorro Torres, 50 años y Urania Marileth Torres, quienes  eran madre e hija. Las dos eran residentes del barrio Alcides Meza de la “tierra de alfareros”.

Las fallecidas fueron sepultadas en el cementerio público de Condega, luego de un oficio religioso especial.

Mientras que en el municipio madricense de Palacagûina,  también fue fueron sepultados los restos  de Jorge Ramón Murillo Acevedo de 52 años.

Murillo, se desempeñaba desde hacía varios años como inspector del Ministerio del Transporte e Infraestructura (MTI) de la ruta La Trinidad-  Condega-Estelí, que es donde más flujo de vehículos se registra

En tanto, la señora Petrona Rivera Obando, 70 años, fue sepultada en su natal Pueblo Nuevo. 

En la tragedia del viernes en la cuesta de la Kukamonga, también salieron 29 personas lesionadas.

Los heridos del choque múltiple también retornaron de la ciudad de Estelí hacia Pueblo Nuevo luego de realizar diligencias familiares o asistir a citas médicas.

Las autoridades dieron a conocer que efectivamente en el fatídico accidente registrado la tarde del viernes chocaron 5 automotores  (2 autobuses, 1 camioneta, 1 motocicleta y 1 auto cisterna que de transporte de combustible que iba vacía.