•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A un mes de que una delegación del Parlamento Europeo (PE) venga a Nicaragua para tratar de impulsar una solución pacífica a la crisis sociopolítica que enfrenta el país, el presidente de dicha misión, Ramón Jáuregui, expresó su preocupación por las acciones gubernamentales contra organismos sociales y medios de comunicación.

“En enero visitaré Nicaragua, presidiendo una delegación del PE. Hablaremos con todos; Gobierno, oposición, sociedad civil… pero los ataques a periódicos y a ONG son muy mal presagio”, dice el mensaje del eurodiputado en Twitter.

Jáuregui instó al Gobierno de Nicaragua a que “cese los ataques a los derechos humanos y a las libertades”.

El objetivo de la misión, según declaraciones de hace dos meses de Jáuregui a la agencia EFE, es “conocer de primera mano la situación en el país.

Hace un mes, El Nuevo Diario conoció que el canciller Denis Moncada, durante la Cumbre Iberoamericana de Guatemala, informó a un eurodiputado español que la Asamblea Nacional de Nicaragua proponía recibir a la delegación del Parlamento Europeo del 24 al 27 de enero próximo.

Una oportunidad

En ese momento, los diputados del Frente Sandinista veían la llegada de la misión como una oportunidad para que la Unión Europea (UE) “pudiera apoyar a la estabilización del país”.

El 23 de noviembre, la oficina de prensa del Parlamento Europeo confirmó que una delegación de este organismo prevé visitar Nicaragua a finales de enero de 2019 y que será  Jáuregui quien encabezará la misión.

Desde los primeros meses de crisis sociopolítica en Nicaragua, la UE se ha pronunciado en favor del restablecimiento del diálogo nacional y ha puesto a plena disposición su apoyo técnico para que el mismo se desarrolle.

La UE también ha condenado en reiteradas ocasiones las violaciones a los derechos humanos cometidas por el Gobierno contra las manifestaciones de los últimos ocho meses.