•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El grupo de ex mandatarios agrupados en la organización denominada Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), emitió una enérgica declaración en la que “alertan y urgen a los gobiernos de los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea, sobre la grave alteración y ruptura del orden constitucional y democrático en Nicaragua”.

Según los ex mandatarios, esta alteración al orden en Nicaragua se enmarca “dentro de un contexto de violencia de Estado incremental y de violaciones sistemáticas y generalizadas de derechos humanos que pueden constituirse, de no ser frenada a tiempo por la comunidad internacional de los Estados, en crímenes de lesa humanidad. Así lo demuestra la experiencia de la región”, expresan los ex jefes de estado.

La declaración es firmada por ex jefes de gobierno como Óscar Arias, Rafael Ángel Calderón, Miguel Ángel Rodríguez y Laura Chinchilla, todos de Costa Rica; José María Aznar y Felipe González, de España; Enrique Bolaños, de Nicaragua; Felipe Calderón y Vicente Fox, de México; Alfredo Cristiani, de El Salvador; Fernando De la Rúa, de Argentina; César Gaviria, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, de Colombia.

Otros expresidentes firmantes son Eduardo Frei y Ricardo Lagos, de Chile; Jamil Mahuad, de Ecuador; Mireya Moscoso y Nicolás Ardito Barletta, de Panamá; Jorge Tuto Quiroga, de Bolivia; Julio María Sanguinetti, de Uruguay y Juan Carlos Wasmosy, de Paraguay.

En los considerando de la declaración de IDEA, los ex mandatarios señalan que la Asamblea Nacional de Nicaragua, bajo control del presidente Daniel Ortega, “y a su pedido, sin mediar debido proceso ni ejercicio del derecho a la defensa, ha cancelado la personería jurídica de nueve organizaciones de la sociedad civil dedicadas a la promoción de la democracia y los derechos humanos como a la defensa de la libertad de expresión, que es columna vertebral de la misma democracia”.

“Que los días 13 y 14 de diciembre pasados, la Policía Nacional al servicio del dictador ejecutó, mediante violencia y nocturnidad, actos delictivos de allanamiento y confiscación de las sedes y bienes de las organizaciones de la sociedad civil afectadas”, indica el segundo considerando.

En su tercer considerando los ex jefes de gobierno plantean que “llegado el día 15 de diciembre, ante la protesta de una de las organizaciones afectadas e integrada por periodistas, encabezada por el editor Carlos F. Chamorro, tanto aquéllos como la esposa de éste fueron víctimas de la violencia policial, al extremo de asaltar e invadir la dictadura las sedes y robarse los equipos de trabajo de la revista Confidencial y de transmisión de los programas de televisión Esta Noche y Esta Semana”.