• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El periodista Carlos Fernando Chamorro, hijo de la expresidenta Violeta Barrios y accionista mayoritario de las empresas Promedia e Invermedia, interpuso formal denuncia como persona natural en contra de la Policía Nacional por los delitos de crimen organizado, robo y usurpación ilegal de su propiedad, lugar en el que funcionaban los medios de comunicación Confidencial, Esta Semana y Esta Noche.

El periodista junto a trabajadores de los medios que dirige, afirmó que “esperábamos que el Ministerio Público o la propia Policía realizara una investigación de oficio porque los hechos (el robo y la ocupación de la propiedad) están a la vista; hemos hecho la denuncia públicamente, pero en vista de que ni la Fiscalía ni la Policía han anunciado que estén haciendo su trabajo, nosotros venimos a demandar que hagan lo que la ley les manda”.

La denuncia interpuesta por Chamorro, en compañía de su abogado Lesther Mendoza y su esposa Desirée Elizondo, detalla que el agravio contra su persona y la de sus colaboradores fue el robo masivo de equipos de trabajo en el campo de la comunicación, robo de información contable institucional y robo de documentos personales.

Desirée Elizondo, esposa de Chamorro y propietaria de Cabal S.A., también denunció las afectaciones que ha causado el actuar policial a su negocio que compartía el edificio con los medios de comunicación señalados.

Chamorro señaló que la Policía está incurriendo en delitos, porque sus acciones contra las tres empresas: Promedia, Invermedia y Cabal fue realizado sin ninguna orden judicial o mandato de una autoridad competente, además, nunca recibieron ninguna comunicación de allanamiento u ocupación.

Carlos Fernando Chamorro afirmó que la Policía está incurriendo en delitos, porque sus acciones contra las empresas Promedia, Invermedia y Cabal, fue realizado sin orden judicial.

“Nuestros abogados han tipificado que la Policía está cometiendo el delito de crimen organizado, el cual es ejecutado cuando dos o más personas hacen una colusión para realizar esta clase de robos masivos y ocupación de propiedades es un acto de crimen organizado”, apuntó el también empresario.

Asimismo, Elizondo explicó que su empresa tenía sus oficinas en la propiedad de Chamorro bajo un acuerdo de arriendo, y que es totalmente ilegal que le confisquen sus bienes materiales, información personal y del negocio, sin ningún tipo de orden judicial.

La propietaria de Cabal destacó que luchará para que sus derechos sean respetados, porque todos los documentos de su empresa están en regla, ha generado empleo a una gran cantidad de personas y hasta ha firmado contratos con entidades públicas, gobiernos municipales y donantes, manteniendo un récord legalmente intachable.

Robo a trabajadores

Los colaboradores de Confidencial también se unieron a la denuncia, exponiendo que la Policía también se les llevó bienes materiales e información personal.

Carlos Herrera, fotógrafo de Confidencial, aseguró que en la oficina donde ha trabajado por más de seis años tenía cámaras de su propiedad y documentos personales, pero ahora no sabe si podrá recuperarlos.

Chamorro señaló que la Policía está incurriendo en delitos, porque sus acciones contra las tres empresas.

La comunicadora Claudia Tijerino también denunció que entre sus pertenencias en la oficina se encontraba su cámara personal, misma que ahora exige le sea entregada.

Por su parte, el periodista Carlos Ampié, presentador de Esta Semana y productor del programa la Última Mirada News, afirmó que el actuar policial los ha “despojado de nuestro derecho a trabajar y que entre los dos eventos que tuvieron lugar en la semana pasada se nos llevaron todo el equipo de producción de campo y no podemos decir cuánto podemos tener en juego”.