• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El presidente de los EE. UU., Donald Trump, firmó este jueves la Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua 2018, conocida como Nica Act, la cual establece sanciones financieras y migratorias al Gobierno de Nicaragua y sus funcionarios.

En una breve declaración escrita, Trump manifestó que promulga la ley H.R. 1918 con la observación en cuanto a separación de poderes por la sección 6(c) y 6(a), que “pretende exigir que el Secretario de Estado consulte con ciertos comités del Congreso mientras prepara informes anuales sobre las actividades del Gobierno de Nicaragua”.

Ted Cruz, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart. Cortesía/END -

“Mi Administración tratará la sección 6(c) como consultiva. La consulta obligatoria no es consistente con la separación de poderes de la Constitución. Espero que la consulta sea posible mientras se preparan los informes requeridos por la sección 6(a), y reconozco los beneficios de trabajar con el Congreso en las cuestiones planteadas por las actividades del Gobierno de Nicaragua. Sin embargo, la ley debe ser ejecutada, en todo momento, de acuerdo con la separación de poderes y la autoridad constitucional del Presidente para dirigir asuntos extranjeros”, dice la nota pública de Trump.

El asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, dijo que esta ley es “otro fuerte mensaje de que esta Administración continuará presionando al régimen de Ortega a volver a la democracia y los derechos humanos. Los Estados Unidos está al lado del valiente pueblo de Nicaragua y apoya su llamado a la libertad”.

La Nica Act se aprobó en el Senado el 27 de noviembre y en la Cámara Baja el 11 de diciembre. De este modo se condiciona la aprobación de préstamos para el Gobierno de Nicaragua, dentro de las instituciones financieras internacionales en las que participan los EE. UU., y también incluye una serie de sanciones contra funcionarios de Nicaragua implicados en actos de corrupción o violaciones a los derechos humanos.

“El presidente (Trump) firmó mi ley para hacer que el régimen rinda cuentas”, expresó la congresista Ileana Ros-Lehtinen, una de las principales impulsoras del proyecto legislativo.

El congresista Mario Díaz-Balart dijo: “Me enorgullece estar junto a Ros-Lehtinen, mientras el presidente aprueba la Ley NICA. Elogio su liderazgo en esta legislación crucial, y tantos otros proyectos de ley y temas que ella ha defendido durante sus tres décadas en el Congreso”.

Proceso de dos años

El proyecto legislativo llegó al Congreso de EE. UU. en mayo de 2017, fue aprobada por la Cámara de Representantes, pero no avanzó en el Senado durante ese periodo legislativo. La propuesta fue relanzada el 18 de julio de este año por el senador demócrata Robert Menendez, en un contexto de crisis para Nicaragua que inició el 18 de abril con las protestas ciudadanas generalizadas.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, brindó este jueves una declaración escrita sobre la ley sobre corrupción y derechos humanos en Nicaragua, la cual rubricó ese mismo día. EFE/END

La Nica Act que entra en vigencia con la firma de Trump, es la unión de dos proyectos legislativos de ambas cámaras del Congreso. Fusiona la inicial propuesta de la congresista republicana Ros-Lehtinen con la Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua, propuesta por el senador demócrata Menendez.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha criticado la Nica Act, pero desde que se aprobó el 27 de noviembre en la Cámara Alta, sus declaraciones han sido cautelosas.