• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Este viernes continuaban sin operar cinco de las siete gasolineras en Managua, León, Rivas y Chinandega, que fueron cerradas el jueves por el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) mediante una notificación verbal.

Los casos más notables son los de las estaciones Puma Metrocentro y Uno Norte en Chinandega, las que cuentan con permisos de operación que vencen el próximo año. El INE les notificó que no cumplían con los requisitos para continuar vendiendo combustibles al público y les ordenó suspender el servicio.

Juan Carlos Habed, concesionario de la Puma de Metrocentro, dijo que aún trata de averiguar cuáles son las razones del cierre de operaciones que les impuso el ente regulador.

“Estamos tratando de investigar”, enfatizó Habed.

Cuando le consultamos si las autoridades del INE habían atendido su gestión, Habed respondió: “No tenemos nada que compartir ahorita, estamos tratando de solucionar la situación”.

En Nicaragua existen 311 gasolineras con licencias emitidas para ejercer la actividad de distribución de derivados del petróleo, según el recuento oficial más reciente, actualizado al 13 de septiembre de este año.

De las licencias registradas, 73 se vencieron este año y 195 se vencerán entre 2019 y 2023.

Aún se desconoce con qué motivos legales el INE ordenó el cierre de esas estaciones de servicio, si la ley da facilidades para poner al día los permisos. Otros dueños de gasolineras, que pidieron no ser identificados, manifestaron este viernes su confusión porque la orden de cierre fue verbal, en vez de una notificación escrita con la explicación de las causas. El INE tampoco ha emitido un comunicado explicando los cierres.

El Reglamento de la Ley de Hidrocarburos expone que antes de negar una renovación de licencia “es necesario que se hayan agotado todos los recursos a los que el titular de licencia tiene derecho”.

Una gasolinera cerrada por el INE. Oscar Sánchez/END

Las licencias de Distribución Minorista de Productos Derivados del Petróleo (Estaciones de servicios) son emitidas por la Dirección General de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas (DGH- MEM) por un periodo de cinco años.

REQUISITOS

Para optar a una licencia de distribución de productos derivados del petróleo, las personas naturales y jurídicas deberán llenar un formulario elaborado por la (DGH- MEM) y acompañarlos con información general del solicitante y documentos específicos como permisos y estudios que garanticen la seguridad en el desarrollo de la actividad, de acuerdo con el Reglamento de la Ley de Suministro de Hidrocarburos.

Uno de los requerimientos es la acreditación legal del solicitante que abarca información como el nombre completo o razón social, nacionalidad, dirección, teléfonos, fotocopias de cédula de identidad y copia de la escritura de constitución social y estatutos y copia del poder de representación, este último si se trata de una persona jurídica.

Al mismo tiempo, debe anexarse información concerniente al negocio como número RUC, datos de sus principales técnicos y ejecutivos, estados financieros y otros documentos como pólizas de seguros, localización del sitio y sus planos, estudios geológicos y permisos del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales.

Son siete las gasolineras cerradas en Nicaragua. Oscar Sánchez/END

El reglamento advierte que la “DGH-MEM solicitará otros estudios o documentación con el objetivo de garantizar mayor seguridad de las instalaciones a construir y de protección al ambiente, pobladores, fuentes de agua, según sea el caso conforme a las normas nacionales o internacionales de la industria petrolera aplicables”, según la numeral 17 del artículo 4 del reglamento.

FLEXIBILIDAD DE LA LEY

Una vez que el solicitante de la licencia presenta el formulario y los documentos anexos, la DGH-MEM debe extender el recibido correspondiente, señalando fecha y hora.

La DGH-MEM una vez que tenga los documentos del solicitante realizará un análisis técnico de la solicitud con un plazo de 15 días, con el objetivo de definir si el solicitante cumple con los requisitos.

Si la división encuentra deficiencias o documentos faltantes, le notificará de forma escrita al solicitante para que en un periodo de 15 días hábiles la complete.

De necesitar una prórroga para cumplir con los requisitos pendientes puede hacerlo de forma escrita antes de que finalicen los quince días. Si el interesado no corrige la información en el plazo, la DGH-MEM rechazará la solicitud, pero el interesado tiene la opción de iniciar nuevamente el trámite.

Las estaciones de servicios gestionan su reapertura. Oscar Sñanchez/END

Al cumplirse los requisitos establecidos, la DGH-MEM debe brindar una resolución en un plazo no mayor a 15 días hábiles y este debe notificársele al solicitante de forma escrita.

Cuando la resolución sea positiva se registrarán los datos del negocio en el Registro Central de Hidrocarburos y se extenderá la licencia.

Tres meses antes de que expire la licencia, los distribuidores minoristas deben acudir con el permiso ambiental actualizado a la DGH-MEM para iniciar el proceso de renovación.