•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un comunicado conjunto emitido este viernes por 13 paìses de Europa más Estados Unidos calificó como "arbitraria" y como "un ataque a las libertades fundamentales" la cancelación de las personerías juridicas a nueve ONG de Nicaragua.

En el pronunciamiento, los 14 gobiernos urgen a Nicaragua devolver el estatus legal a las ONG, tras condenar el retiro de sus personerías jurídicas.

"La arbitraria cancelación del estatus legal de estas organizaciones civiles y el subsiguiente allanamiento cometido por la Policía de Nicaragua son ataques directos en contra de las libertades fundamentales del pueblo de Nicaragua", sostuvieron los 14 gobiernos en un comunicado conjunto.

La declaración es firmada por los ministerios de relaciones exteriores de Australia, República Checa, Dinamarca, Estonia, ,Finlandia, Lituania, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Polonia, Suecia, Reino Unido, y los Estados Unidos.

Los gobiernos de esos 14 paìses destacaron que las ONG a las cuales se les cancelaron las personerías jurìdicas trabajaban en temas de gobernabilidad, democracia y derechos humanos.

De acuerdo con esos gobiernos, el trabajo efectuado por esas ONG era "esencial" para denunciar los abusos y violaciones de los derechos humanos que están ocurriendo en Nicaragua.

"Urgimos al gobierno de Nicaragua a devolver inmediatamente las personerías jurídicas a estas ONG, que cesen las amenazas y ataques en contra de la sociedad civil de Nicaragua y que respete las libertades fundamentales, de acuerdo con los principios y sus obligaciones internacionales", concluye el comunicado.

Las ONG que perdieron su estatus legal son el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp),Hagamos Democracia, Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Fundación Instituto de Liderazgo de Las Segovias (ILLS), Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade), Fundación para la Conservación y Desarrollo del Sur (Fundación del Río), Centro de la Investigación de la Comunicación (Cinco), Fundación Popol Na, y anteriormente Cisas.

El gobierno de Nicaragua acusó a esas ONG de estar vinculadas con supuestos actos de terrorismo, en el contexto de la crisis que sufre este país desde el 18 de abril.

Los representantes de esas ONG, por su parte, criticaron la decisión y negaron cualquier relación con actos ilegales.

En ese proceso de cancelaciòn de personerías jurídicas y posterior allanamiento de ONG, la Policìa de Nicaragua tomò posesiòn del edificio de un grupo de medios de comunicaciñon que dirige el periodista Carlos Fernando Chamorro, quien denunció el caso y afirmó que se trata de un golpe a la libertad de empresa, expresiòn e información.

Con el pronunciamiento conjunto de estos 14 países, aumentan las condenas contra el gobierno de Nicaragua por retirar la personería jurídica a las  ONG.