• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Las estaciones de gasolina Puma La Virgen, Puma Metrocentro y Puma Loyola, en Managua, continúan cerradas, mientras los trabajadores están en zozobra por un posible desempleo.

El gerente de Puma Metrocentro, Juan Carlos Habed, aunque prefirió no dar detalles, aseguró que la estación aún no dará el servicio, pero que siguen las conversaciones con las autoridades del Instituto de Energía (INE).

Lea: Trabajadores de gasolineras cerradas temen quedar desempleados

Uno de los trabajadores de esa estación afirmó que están en la zozobra por el inminente desempleo, mientras sostenía su cara con sus manos en una de las bombas de la estación de servicio de gasolina.

El joven refirió que al menos 30 personas quedarían en el desempleo si el INE no le devuelve el permiso a Puma Metrocentro.

La tienda de comida rápida de la estación de gasolina continúa funcionando, pero los despachadores de combustible fueron enviados de vacaciones, mientras se resuelve el tema del permiso que el INE retiró mediante una notificación verbal, el pasado jueves.

De interés: Cierran varias gasolineras en Managua, León y Chinandega

El pasado jueves, el INE le quitó el permiso al menos a siete estaciones de servicio; entre ellas, cuatro de Managua, una de Rivas, una de León y otra de Chinandega.

Clientes Molestos

Mientras tanto, en la Puma La Virgen los clientes continúan llegado a solicitar el servicio. Durante el recorrido de El Nuevo Diario se observó a varios ciudadanos que se acercaron a las bombas de la estación de gasolina a sonar sus bocinas, muchos se retiraron con caras de disgusto.

En la Puma La Virgen los clientes continúan llegado a solicitar el servicio. Foto: Archivo/END

El gerente de Puma La Virgen, aunque se encontraba, prefirió no dar ninguna declaración, pues comunicó, a través de sus colaboradores, que no estaba autorizado para dar información.

Además: Dos de las gasolineras cerradas tenían licencia hasta 2019

En ambas gasolineras, las tiendas de comidas rápidas lucían concurridas y con la misma afluencia de personas de antes del cierre de las bombas de derivados del petróleo.

En total, en Nicaragua hay 311 estaciones que ofrecen el servicio de venta de combustibles, según el recuento oficial de septiembre de este año, a al menos 73 de las licencias registradas se vencieron este año.