• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El papa Francisco, durante el mensaje de Navidad desde el balcón central de la Basílica San Pedro en el Vaticano, intercedió por Nicaragua, deseándole reconciliación y que dejen de prevalecer las divisiones, ante la situación de inestabilidad sociopolítica.

En su mensaje de bendición apostólica “Urbi et Orbi” (a la ciudad y al mundo) con motivo por las fiestas navideñas y transmitida a todo el planeta, el papa Francisco hizo énfasis en las situaciones de conflicto en varias naciones, entre ellas, Nicaragua.

El pontífice de nacionalidad argentina rogó para que “delante del Niño Jesús, los habitantes de la querida Nicaragua se redescubran hermanos, para que no prevalezcan las divisiones y las discordias, sino que todos se esfuercen por favorecer la reconciliación”.

El papa Francisco invitó en su intervención navideña durante el rezo del Ángelus a que se construya en conjunto el futuro de un país, haciendo referencia a Nicaragua, país que se ha visto afectado desde el 18 de abril por protestas contra el Gobierno y una respuesta violenta, criticada por organizaciones de derechos humanos.

El máximo jerarca de la Iglesia católica deseó también que Venezuela encuentre la concordia, anhelos expresados en el tradicional mensaje de Navidad pronunciado para el mundo desde la ciudad del Vaticano.

“Que este tiempo de bendición le permita a Venezuela encontrar de nuevo la concordia y que todos los miembros de la sociedad trabajen fraternalmente por el desarrollo del país, ayudando a los sectores más débiles de la población”, proclamó.

Además de Nicaragua y Venezuela, el pontífice también se refirió a países que se han visto involucrados en conflictos como Yemen, Siria y Ucrania, así como el continente africano y Tierra Santa, naciones y regiones a las que deseó la paz.

El papa Francisco ya ha hecho varias referencias sobre la crisis en Nicaragua, la primera fue registrada el 22 de abril, durante el rezo del Regina Coeli ante miles de fieles en la plaza de San Pedro, donde pidió el “fin de la violencia” en el país centroamericano.

Obispos celebran mensaje papal

Monseñor Miguel Mántica, actual párroco de la iglesia San Francisco de Asís de Managua, considera que el mensaje del papa Francisco dado el martes en horas de la mañana, hace saber al pueblo nicaragüense que “él está bien enterado de lo que sucede en el país”.

Además, el presbítero Mántica dijo que “el papa Francisco sabe que no hay apertura al diálogo por parte del Gobierno” y reitera que la Iglesia busca el camino de la negociación.

La nacionalidad argentina del papa Francisco es uno de los factores por lo cual el sumo pontífice se ha pronunciado por las situaciones de estos países que forman parte del continente donde él mismo nació y sirvió por muchos años, aseguró Mántica.

Monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, al conocerse el mensaje del Papa compartió en su cuenta oficial de Twitter que “las diferencias son una riqueza y no un peligro”.

Además, haciendo referencia a la fiesta de Navidad y al mensaje del Papa afirmó que “la autosuficiencia, la prepotencia y el irrespeto a la dignidad humana son la mayor negación del misterio de Belén”.