• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La comunidad de nicaragüenses en el exterior solicitó al secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, convocar a una sesión especial para aplicar la Carta Democrática al Gobierno de Nicaragua.

“Considerando la interrupción del orden democrático en nuestro país y el rechazo del Gobierno a todas las iniciativas diplomáticas, pedimos respetuosamente a su excelencia solicitar al Consejo Permanente convocar de manera urgente una sesión especial de la asamblea general para que esta pueda considerar, de conformidad con el artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana, la suspensión del gobierno de Nicaragua de la OEA”, expresó la diáspora nicaragüense en una carta enviada a Almagro.

Según los firmantes de la carta, la petición está fundamentada en la angustia que sienten por la seguridad de sus familiares y compatriotas, quienes a su juicio se encuentran en grave peligro ante la crisis que vive Nicaragua desde el pasado 18 de abril.

“Como lo demuestran los eventos de los últimos ocho meses, a nuestros compatriotas se les despoja diariamente de sus derechos a la vida, dignidad humana, libertades personales, juicio imparcial, libertad de pensamiento y expresión, libertad de reunión y de asociación, libertad de prensa y derecho a la propiedad privada”, expresa la masiva.

La solicitud de la diáspora nicaragüenses se da un día antes de la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA sobre la crisis de Nicaragua, en la cual la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), presentará el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que señala al Gobierno de Nicaragua de cometer crímenes de lesa humanidad durante las protestas.

“Urgimos su apoyo al llamado realizado por los ex presidentes de Iberoamérica integrados en la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA); por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), y por la Diáspora Nicaragüense alrededor del mundo, como voz de los que en Nicaragua no pueden expresarse libremente, para pedir la aplicación de la Carta Democrática en respuesta a la persistente violación del orden constitucional y democrático en Nicaragua”, enfatizó la comunidad de nicaragüenses en el exterior.

La semana pasada la SIP pidió a la OEA que active la Carta Democrática Interamericana para Nicaragua. Este documento es un mecanismo de la OEA que se aplica cuando hay alteración o ruptura del hilo democrático.

En octubre pasado Almagro advirtió al Gobierno de Nicaragua que invocaría el artículo 20 de la Carta democrática si no detenía sus "políticas represivas".

El artículo 20 de la Carta Democrática propone la convocatoria de una sesión del Consejo Permanente, para evaluar la situación y "promover la normalización de la institucionalidad democrática" en un país miembro.