• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El único punto en la agenda de la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), este jueves, es un reporte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la crisis en Nicaragua.

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, adelantó vía Twitter que recibieron la invitación “para presentar el informe del GIEI (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes) y los últimos acontecimientos monitoreados por el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni)”.

La vicepresidenta de la CIDH, Esmeralda de Troitino, estará en la sesión extraordinaria.

El pasado viernes 21 de diciembre, el GIEI publicó un informe en el que señala que el Estado de Nicaragua se valió de una estrategia represiva avalada desde las más altas esferas del poder para disolver las manifestaciones antigubernamentales que iniciaron en abril pasado y han causado la muerte de al menos 325 personas, más de 300 detenidos y miles más en el exilio.

Costa Rica presidirá la sesión a través de su embajadora en la OEA, Monserrat Solano, en su calidad de vicepresidenta del Consejo Permanente de la organización continental.

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão.

"Costa Rica levantará su voz para denunciar la reiterada escalada de atropellos contra los derechos humanos y las libertades en Nicaragua”, expresó este miércoles en un comunicado la ministra interina de Relaciones Exteriores, Lorena Aguilar.

Fuentes oficiales de Panamá informaron a la agencia de noticias ACAN-EFE que durante la sesión insistirá en su llamado a un "diálogo constructivo" como vía para superar una crisis que ha recrudecido en las últimas semanas en Nicaragua, con la "persecución" de oenegés y "violaciones a la libertad de expresión".

El embajador de Panamá ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Salvador Sánchez, reiterará la posición expresada por este país como miembro del Grupo de Trabajo para Nicaragua del Consejo Permanente, tras la salida anticipada del Meseni, la CIDH y el GIEI.

El Gobierno chileno expresó su solidaridad con la población de Nicaragua ante el agravamiento de la crisis política en este país y la intensificación de la represión por el Gobierno, según declaró el canciller Roberto Ampuero al confirmar la participación de Chile en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA de este jueves.

Diáspora nica pide aplicar Carta Democrática

Representantes de 58 organizaciones de nicaragüenses en el exterior, enviaron una carta a Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), para pedirle que, durante la sesión extraordinaria que se celebra este jueves, solicite al Consejo Permanente la aplicación de la Carta Democrática al Gobierno de Nicaragua.

“Pedimos respetuosamente a su excelencia solicitar al Consejo Permanente convocar de manera urgente una sesión especial de la Asamblea General, para que esta pueda considerar, de conformidad con el artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana, la suspensión del Gobierno de Nicaragua de la Organización de los Estados Americanos”, señala la misiva enviada el miércoles.

Según las organizaciones de nicaragüenses en el exilio, la reciente expulsión del Meseni, GIEI y la CIDH, más la persecución a periodistas y la cancelación de personerías jurídicas a oenegés críticas, evidencian la naturaleza represiva del Gobierno de Nicaragua.