•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Dos  gasolineras en la ciudad de Rivas decidieron poner fin a la venta de combustible en galones, según dijeron sus representantes para evitar inconvenientes con las autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) y cumplir con las normas de seguridad establecidas por el ente regulador.

La decisión de no continuar vendiendo diésel y gasolina en galones la pusieron en práctica la gasolinera Uno “La Concha” y Puma – Rivas, después de que el INE cerrara temporalmente siete estaciones de servicio en diferentes puntos de Nicaragua.

Entre las gasolineras que INE cerró el pasado 20 de diciembre están Uno – Rivas y esta medida motivó a las otras dos estaciones de la ciudad a prohibir en su totalidad la venta de combustible en galones o recipientes no certificados.

Misael Villarreal, administrador de la gasolinera Uno “La Concha”, explicó que la venta de combustible en galones está prohibida por INE, como parte de las normativas de seguridad que tienen que poner en práctica las estaciones de servicio.

Hace pocos días el INE ordenó cerrar varias gasolineras. Lésber Quintero/END

“Nosotros estamos cumpliendo con esta normativa de seguridad y solo estamos vendiendo a personas que vienen   con los recipientes certificados por el INE”, explicó Villarreal.

Por  tradición, muchos rivenses han llegado con sus respectivos galones en busca de combustible a estas dos gasolineras, pero ahora salen con las manos vacías.

Según los bomberos, las personas que más acuden en busca de diésel y gasolina son pequeños y medianos productores que hacen uso de sistemas de riego, mecánicos de moto y talleres automotrices, así como motociclistas que se quedan sin combustible.

Juan Solís, un productor de la comunidad de Santo Domingo de Piche, del municipio de Potosí, es uno de los que llegó este jueves a comprar un galón de gasolina, para usarlo en su equipo de riego y, según sus palabras, se sorprendió cuando le dijeron que no podían venderle en el recipiente que llevaba.

“Yo tengo años de venir en moto desde mi comunidad a comprar un galón de gasolina, ya que en promedio usamos dos galones a la semana para asistir un sistema de riego de un plantío de sandía, pero en esta ocasión no vendieron en las dos gasolineras de la rotonda y tuve que ir a la del mercado”, explicó.

Según Solís, esta medida afecta a muchos agricultores que llegan a las gasolineras con sus respectivos galones a comprar combustible para poder abastecer los motores de riego que tienen en sus cultivos, ya que según él ahora tendrán que realizar una nueva inversión para adquirir los recipientes certificados por INE.

Durante los tranques en Nicaragua, en Rivas proliferó la venta de combustibles en galones. Archivo/END

El mecánico de motos, Silvio Saballos, aseguró que esta prohibición también afecta a su gremio, “ya que trabajamos con pocas cantidades de combustible para limpieza de piezas y por eso hacíamos uso de los galones, ya que resulta más económico, pero con esta nueva medida tendremos que buscar recipientes de mayor dimensión y comprar más combustible”, concluyó.