• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Un grupo de jóvenes periodistas exbecarios de diferentes países de Latinoamérica repudian la persecución hacia el comunicador nicaragüense Luis Galeano. Los exbecarios también señalan que el gobierno de Nicaragua no presta las garantías mínimas de libertad de expresión.

Luis Galeano abandonó Nicaragua durante la semana de Navidad debido a que un juez emitió una orden de captura en su contra.

Los periodistas, que lograron compartir con el periodista nicaragüense en el año 2015, durante el programa Edward R. Murrow, del Departamento de Estado de Estados Unidos, dicen en una misiva que repudian “la persecución política de nuestro compañero, Luis Galeano, por parte del gobierno de Nicaragua, que tras una orden de detención en su contra lo forzó a buscar refugio en el exterior”.

Además, los profesionales de la comunicación en Latinoamérica enfatizan en que el gobierno de Nicaragua, han llevado a cabo acciones de persecución en contra de la prensa nacional e internacional, incluyendo cierre de medios de comunicación y detenciones de periodistas.

En la misma carta se hace referencia a la alta concentración de medios de comunicación que están en manos del gobierno, directamente de la familia presidencial, lo cual “atenta gravemente contra la libertad de expresión de todos los nicaragüenses”, puntualiza.

Ante los últimos incidentes, en contra de la prensa nicaragüense, los periodistas independientes, quienes se identifican como profesionales sin filiación política o ideológica, hacen un llamado a las instituciones internacionales para que intervengan y exista pleno respeto a los derechos humanos en el país.

Los exbecarios del programa Edward R. Murrow, recuerdan que “un gobierno que carece de garantías ciudadanas mínimas como la libertad de expresión, no puede considerarse una democracia sino sólo como una dictadura”.

Finalizan el comunicado reiterando sus muestras de solidaridad por los perseguidos o arrestados, confiando en que pronto se restaurará las condiciones que garanticen y permitan ejercer el periodismo en Nicaragua.