• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

“Si vos creés en Dios, entonces Dios te lo va a sacar de aquí, porque nosotros no lo vamos a hacer”. Es la respuesta lapidaria que un oficial de la cárcel Modelo de Tipitapa le dio a Sara Mora Calero, cuando pidió que le entregaran a su hijo, Guillermo Sobalvarro Oporta, quien tiene desde el 8 de octubre del 2018 una orden de libertad emitida por la jueza Nancy Aguirre.

Guillermo Sobalvarro es acusado por la Fiscalía de meterse a robar a la casa del comisionado mayor, Juan Valle Valle, pero lo absolvieron, al igual que Albert Einstein Monroe, por la titular del Juzgado Décimo Distrito Penal de Juicio de Managua, hace tres meses..

Antes que el oficial del Sistema Penitenciario Nacional (SPN) les manifestara que solo Dios podría poner en libertad a su hijo, les expresó que en La Modelo no valen las órdenes de libertad dada por los jueces, asegura Mora.

“Aquí no valen las órdenes de libertad de los jueces, aquí no valen los récords policiales, lo que valen son las averiguaciones (investigaciones) que nosotros hacemos”, afirmó el funcionario del SPN cuando la madre le presentó la orden de libertad para su hijo.

Otros casos

El manifestante más conocido que está encarcelado sin motivo judicial o investigación es, sin duda, el maratonista Alex Vanegas, de 62 años, para quien la jueza Tercero Local Penal de Managua, Nalía Úbeda Obando ordenó su libertad hace 24 días, sin que la misma sea cumplida por las autoridades de la Policía Nacional.

Alex Vanegas tiene orden de libertad, pero no se cumple. AFP/END

A Vanegas lo apresó la Policía Nacional el 2 de noviembre, en el cementerio Milagro de Dios, en Managua, cuando cantaba el Himno Nacional para rendir homenaje póstumo a quienes murieron en las protestas antigubernamentales de 2018.

El veterano maratonista, acusado de “escándalo público”, permanece en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), sin que ninguna autoridad informe por qué no se cumple con la orden de libertad emitida a su favor.

Citados

Sara Mora señaló que tanto su hijo, Guillermo Sobalvarro, como Albert Einstein Monroe, quienes están presos ilegalmente, tienen una cita para audiencia de apelación el 30 de enero de 2019 ante los magistrados de la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM).

“A mi hijo (Guillermo Sobalvarro) le vino una cita para la audiencia de apelación como si estuviera libre, cuando en realidad él sigue preso porque la orden de libertad no se ha cumplido”, aseguró Mora.

La madre teme que su hijo sea declarado rebelde por los magistrados del TAM, al igual que sucedió con Alex Vanegas, a quien le llegó una citatoria judicial para el 30 de enero del 2019, como si no estuviera preso.

Los dos casos antes mencionados no son los únicos de opositores para quienes los jueces han ordenado su libertad y las autoridades del SPN o la Policía Nacional no han cumplido, también está la estudiante universitaria, Ana Gabriela Nicaragua López, de 24 años.

A Nicaragua la sentenciaron a un año de prisión por portación ilegal de armas, pero la jueza María José Morales Alemán, del Juzgado Segundo Local Penal de Managua, ordenó su libertad bajo arresto domiciliar. La disposición judicial no se cumplió, según señaló su abogado defensor, Norwin Cruz.

Inconstitucional

Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), señaló que ese organismo ha venido recibiendo denuncias de incumplimiento a las órdenes de libertad desde hace varios años.

Vista interior de la cárcel La Modelo. Archivo/END

“La Constitución es clara en señalar que las resoluciones judiciales son de ineludible cumplimiento y por ello los funcionarios que las incumplen caen en desacato, lo cual es penado por la ley”, manifestó Carmona.

Antes que iniciara la crisis sociopolítica en abril, la CPDH ya había presentado denuncias en la Fiscalía contra funcionarios del SPN y la Policía Nacional, por violencia, desacato a las órdenes de libertad dada por los jueces, “pero como en Nicaragua no hay instituciones fuertes, las denuncias no progresaron”, agregó el secretario ejecutivo de la CPDH.