• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

En las últimas horas del 2018, las terminales de transporte intermunicipal lucen llenas, pues decenas de familias se dispusieron a salir de Managua por motivos de las celebraciones de fin año, para reunirse con sus seres queridos que residen en los departamentos.

Tras un recorrido realizado por El Nuevo Diario en la terminal del mercado Israel Lewites, se confirmó que la demanda de usuarios de transporte público ha aumentado en los últimos días.

“En días normales viajan entre 30 y 40 personas, pero en estos últimos días, de Managua hacia Chinandega he llevado como a 60 personas por viaje y con carga”, expresó Carlos López, conductor de un bues grande, quien tiene ocho cubriendo la ruta Chinandega-Managua.

Usuarios del transporte se quejan de pocos buses en la ruta Pochomil-Managua.

El conductor aclaró que la afluencia de pasajeros se registra más de Managua hacia Chinandega, mientras que de Chinandega a Managua se mantiene igual.

Por su parte, Luis Sandoval, otro conductor que cubre la ruta León-Managua, coincidió en que hay más usuarios de transporte público demandando el servicio, por lo que las cooperativas han introducido más unidades durante la temporada.

“Hay suficientes buses para que la gente viaje cómoda y no esté esperando tanto tiempo en las paradas porque estos días es cuando más viaja la gente, así es la afluencia, crece dependiendo la temporada, por eso es que nos preparamos”, dijo Sandoval.

Sin embargo, las personas que se disponían a viajar hacia Masachapa y Pochomil aseguraron que tenían que esperar el bus entre 45 minutos y una hora.

Decenas de familias se dispusieron salir de la capital hacia los departamentos en las últimas horas del 2018.

“Yo veo que los buses que van para Villa El Carmen han salido cada 15 minutos, yo tengo casi una hora y nada del bus, y voy cargando maletas y niños”, lamentó Sandra Castillo, quien se dirigía hacia Pochomil con toda su familia.

Terminal del Huembes

En la terminal Casimiro Sotelo, ubicada en el mercado Carlos Roberto Huembes, los transportistas afirmaron que la afluencia de usuarios ha sido la misma que en días comunes.

“La diferencia es que en comparación al año pasado, es que ni el 50% de los pasajeros que viajaron el año pasado lo hicieron este mes”, indicó Jairo Antonio López, colector de unidades que viajan a Granada.

Miguel Flores, conductor de la ruta Rivas-Managua, añadió que “ha estado bueno el movimiento, y ahorita ha subido más demanda de pasajeros que vienen desde la frontera con Costa Rica hacia Managua. Cada vez que hago el viaje, desde allá vengo lleno, por eso en Peñas Blancas hay más de 60 buses esperando gente”.

A excepción de los usuarios que viajan a Carazo, Masaya y Rivas, el resto de usuarios aseguran que este 31 de diciembre los costos del pasaje no han sufrido ningún tipo de incremento.

El costo del pasaje de Mangua a Rivas ruteado vale C$85 y expreso C$100. El viaje de Peñas Blancas a Managua de día cuesta C$150, mientras que de noche vale C$200.

En el mercado Mayoreo

En la terminal Rigoberto Cabezas, ubicada en el mercado El Mayoreo, el panorama es similar. La terminal se ha mantenido llena de decenas de familias esperando y otras abordando los buses con destino a Matagalpa, Jinotega, Estelí, Somoto, Jalapa, Juigalpa y Boaco en estos últimos días.

“Al parecer la gente se animó a salir en los últimos días, hay bastantes personas esperando buses y supongo que regresan tipo 3 o 5 de enero”, consideró Silvio Munguía, conductor y transportista de las unidades con destino a Estelí.

No obstante, en la ruta de Managua hacia Carazo, Granada y Masaya, durante todo el año los usuarios se quejaron por abusos por parte de los transportistas que realizaron al menos tres alzas al pasaje de forma unilateral, es decir sin autorización de las autoridades correspondientes, sin que estas se pronunciaran ante los justos reclamos de los pasajeros.