• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

A pesar de que este año ha sido de crisis sociopolítica, que a su vez ha afectado la economía de todos los sectores del país, la venta de pólvora ha sido aceptable, aseguraron comerciantes consultados por El Nuevo Diario.

La mañana de este 31 de diciembre, los distintos sitios autorizados para la venta de pirotecnia en Managua estaban muy concurridos.

Optimistas por las buenas ventas del 24 de diciembre, los comerciantes esperan vender la mayoría de sus productos este último día del año, a pesar que esta última semana subió el precio de ciertos productos.

En el mercado El Mayoreo hay al menos 10 negocios autorizados para la venta de pólvora.

José Alonzo, vendedor en uno de ellos, afirmó que las luces de bengala y las bombas se están vendiendo más y por eso el precio ha subido en comparación al 2017.

Los puestos de venta de pólvora están muy concurridos en este fin de año en todo el país.

En el caso de las bombas, las cajas pasaron de 210 córdobas en 2017 a casi 260 este año.

En los puestos ubicados en el sector de Tiscapa, este lunes había mucha afluencia de compradores.

Henry Flores, otro de los comerciantes, aseguró que las bengalas y los paquetes de triquitracas aumentaron de precio por la escasez y la mucha demanda.

Flores dijo que este año les faltó mercadería y que ha vendido mucho menos que en 2017.

En los puestos de venta una carga cerrada se ofrece en 30 córdobas, 5 córdobas más que el año pasado.

Mely Jarquin, revendedora de pólvora, afirmó que ha comprado la pólvora más cara que en 2017. Como ejemplo mencionó que una carga cerrada la ofrece en 30 córdobas, 5 córdobas más que el año pasado. A pesar de eso, indicó que sus ventas han sido aceptables.

Precio de los viejos se mantiene

Los muñecos de trapo y pólvora que se comercializan para quemarlos a la medianoche del 31 de diciembre, se están ofreciendo al mismo precio que el año anterior, ya que la crisis sociopolítica no permitió incremento en el precio, afirmaron vendedores.

Tras un sondeo realizado por El Nuevo Diario por varios puntos de Managua, algunos comerciantes indicaron que el costo de los muñecos es de 550 córdobas el más barato, y de hasta 1,000 córdobas el más caro.

Yasmina Velázquez, comerciante de pólvora ubicada en el puesto 12 del Ministerio de Trabajo, aseguró que para poder vender los viejos del 2018, tuvo que mantener el precio.

Afirmó que por la crisis que afecta al país, este año decidieron mantener el mismo precio, a pesar de que los productos pirotécnicos incrementaron su valor.

“Los viejos tienen la misma cantidad de pólvora que el año pasado, a pesar de que cuestan lo mismo. El año pasado la gente pagaba lo que valía, pero ahora no sabíamos si lo comprarían más caro”, aseguró.

En el resto de los puestos, el precio de los viejos no varió mucho, ya que se encuentran otros de 800 córdobas que tienen más detalles, como botas, anteojos o bombas en vez de cigarros.

En otros sitios de ventas de pólvora ubicados cerca de la laguna de Tiscapa, el precio de los muñecos oscila entre 600 y 700 córdobas.

Muñecos de año viejo más baratos en Rivas

LÉSBER QUINTERO

Rivenses que anualmente aprovechan la navidad y las festividades del 31 de diciembre, para fabricar y comercializar los muñecos de año viejo, proyectan alcanzar ventas similares a las que obtuvieron durante la temporada 2017 y para lograr su objetivo han decidido mantener los precios entre C$ 150 y C$ 200.

Aunque las ventas han iniciado a paso lento, estos comerciantes temporales vaticinan que entre el 30 y 31 de diciembre, la demanda de muñecos se incrementará hasta agotar existencia, tal y como ha sucedido en las otras temporadas, ya que aducen que tradicionalmente han sido adquiridos a última hora por los rivenses para quemarlos y despedir el Año Viejo.

En Rivas, en cada muñeco se invierte C$80 y se fabrican con hojas secas de chagüite y ropa usada. Lésber Quintero/ END

Las hermanas Marlene y Martha Arias Pasos, con nueve años de experiencia en este negocio, explicaron que ellas iniciaron a fabricar los muñecos de Año Viejo, a partir del 10 de diciembre y que la meta es fabricar y comercializar 80, al igual que en el 2017.

Miembros del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Rivas, también se han dedicado a elaborar muñecos de Año Viejo, para recolectar fondos y distribuir las ganancias entre ellos y poder festejar la Navidad y Fin de Año.

En el barrio Fátima, de esta ciudad, René Cárdenas y su esposa Haydee Jiménez, también han puesto a la venta muñecos, a C$150 y según ellos la gente ya se los está llevando.