•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Unidad Médica Nicaragüense y el Comité  de Familiares de Reos Políticos despedirán el año 2018 y recibirán el 2019 con una jornada de ayuno y oración por la libertad de los reos que ha dejado la crisis política que inició desde abril pasado.

La jornada de oración ha dado inicio hoy a las 10:30 de la mañana y concluirá mañana 1 de enero a las 11 de la mañana, según el programa dado a conocer por los organizadores de la actividad.

Durante esta actividad, los familiares de los reos estarán vestidos de camisa y pantalón azul, simbolizando con ello el uniforme con el cual sus seres queridos son presentados por la Policía y llevados a los tribunales.

Durante la jornada de ayuno y oración participarán como expositoras religiosas de la congregación Lumin Cristi (Luz de Cristo), quienes dieron consuelo espiritual a los jóvenes universitarios que se refugiaron en el templo de la Divina Misericordia en Managua donde fueron atacados por fuerzas policiales y grupos parapoliciales, a inicios de julio de este año.

“Nosotros no vamos a tener fiesta de fin de año, porque no tenemos nada que celebrar”, expresó uno de las doctoras que participa de la jornada de ayuno y oración.

Los organizadores de la actividad han decidido mantener en secreto el sitio donde realizan la referida jornada por asuntos de seguridad de los participantes.

Desde que iniciaron las protestas contra el gobierno, centenares de médicos han sido despedidos de diferentes hospitales y centros asistenciales en todo el país, señalados de haber atendido a manifestantes heridos.

El Ministerio de Salud (Minsa), ha sido señalado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI), como parte de un engranaje de represión de las protestas de ciudadanos, que tras resultar heridos durante las protestas no recibieron la atención médica debido a que los directores de los centros asistenciales tenían órdenes superiores de rechazarlos o de simplemente no atenderlos clínicamente.