• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Los periodistas Héctor Rosales y Gerald Chávez salieron de Nicaragua por puntos ciegos de la frontera, tras recibir amenazas de ser encarcelados, según explicaron a El Nuevo Diario.

Rosales y Chávez trabajaban para un canal de televisión y aseguran que tomaron la decisión de irse al sentir inseguridad. Eso mismo hicieron pocos días antes los periodistas Leticia Gaitán (100% Noticias), Luis Galeano y Winston Potosme, del programa Café con Voz.

Rosales indicó que el pasado jueves recibió varias llamadas advirtiéndole que estaba en una lista de periodistas que supuestamente serían acusados por el delito de incitar al odio.

“Una organización de derechos humanos me advirtió sobre esta situación y no la pensé dos veces”, declaró.

El periodista Gerald Chávez abandonó Nicaragua. Archivo/END

El periodista relató que se encontraba de vacaciones cuando recibió la noticia y decidió irse de su casa, en Masatepe, ese mismo día por la noche.

“Me fui a un lugar seguro mientras tomaba la decisión de irme… decidí salir del país”, detalló Rosales, quien precisó que el viaje lo hizo el pasado domingo.

“Fue bastante duro dejar a mi familia, mi tierra, mi profesión, sobre todo por el pesar de no seguir informando”, agregó Rosales.

“Logré pasar muy rápido y ágil, con zozobra y temor de que pudiera ser capturado”, admitió el periodista.

Rosales expresó que en ese punto por donde pasó había decenas de personas que también se movilizaban que dejaban Nicaragua.

Con Rosales viajó Gerald Chávez, su colega en un canal de televisión.

Las llamadas

Las llamadas de amenazas y el hostigamiento en redes sociales se fueron acumulando, afirmó Rosales, quien explicó que en octubre fue víctima de una agresión física cuando cuatro sujetos lo golpearon y le robaron, algo que para él se trató de un acto de intimidación para que dejara de hacer su trabajo periodístico.

“Ahora me amenazaban con mandarme a la cárcel por los crímenes que se cometieron contra familias sandinistas”, reveló Rosales.

En cambio, Chávez dijo que en su contra continuaban las amenazas en perfiles falsos en redes sociales.

Lo que lo obligó a tomar definitivamente la decisión de irse es una campaña que hicieron en su contra el mismo día en que capturaron a Lucia Pineda Ubau y Miguel Mora, del canal 100% Noticias.

“Unas personas de Carazo, que son del Frente Sandinista, publicaron unas fotos mías y escribieron: ‘tras las rejas próximamente’ y los militantes comenzaron a comentar y a pedir que me metieran preso”, explicó.

Aseguró que en una ocasión una persona en una moto lo persiguió.

“Lo que hicimos fue ser un medio de comunicación para que se sepan las denuncias de la población”, dijo.