• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Familiares de prisioneros que han participado en protestas denunciaron que un grupo de ellos fueron golpeados la medianoche del 31 de diciembre en el penal La Modelo, de Tipitapa, cuando se pusieron a cantar y se abrazaron por la entrada del año nuevo.

Yunarqui Martínez, asesora legal del Comité de Madres de Presos, dijo en conferencia de prensa que tienen el reporte de seis jóvenes que fueron agredidos.

GIEI devela pistas en la muerte de Cadenas

Según Martínez, a la medianoche del 31 de diciembre algunos privados de libertad se abrazaron, lloraron y muchos cantaron para liberar el estrés y el dolor de no estar con sus familias.

“Al escuchar las voces de más de 100 privados de libertad, los oficiales entraron de manera abrupta a las celdas de seis jóvenes para callarlos. Al mirar las agresiones, todos se solidarizaron y en respuesta les gritaron que si iban a matar a los muchachos, iban a tener que matarlos a todos. Queremos dejar sentado que fueron golpeados y amenazados de muerte. El 1 de enero, cada uno de ellos comunicó a sus familiares sobre lo sucedido y pidieron que lo divulgaran”, alegó Martínez.

“Los jóvenes de la galería 16 son Jairo Samuel Arauz Martínez, Carlos Silva, Raimundo Gutiérrez López, Julio César Espinosa Gallegos, Marlon Mora Aguilar y Eliseo Cruz Báez.

Miguel Mora y Lucía Pineda, en aislamiento total

La asesora legal del Comité de Madres de Presos informó que enviarán una carta al Ministerio Público y a otras entidades del Gobierno, para informar del caso y esperan que se tomen medidas contra los funcionarios involucrados en esta violación de derechos humanos.

Agresión física y psicológica

Añadió que las autoridades administrativas del país se deben enterar que el 31 de diciembre del 2018 los privados de libertad fueron agredidos de forma física y sicológica.

La dirección del Comité de Madres de Presos aclaró que hay una carta que circula en redes sociales sobre la agresión con gas pimienta, y que esta organización no es responsable de la divulgación de la misma.

Maritza Espinosa, madre de uno de los privados de libertad, afirmó que todos los presos pidieron a sus familiares que hicieran pública esta agresión, porque temen la represión de los guardas del penal.

El Comité de Madres de Presos denunció los maltratos de que fueron víctimas los protestantes privados de libertad, durante la medianoche del 31 de diciembre.

El director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona, pidió a los familiares que interpongan la denuncia para informar de los abusos a nivel internacional y que no quede en la impunidad.

“Estamos pidiendo información a nuestras fuentes para corroborar la situación dentro del penal”, agregó Carmona.

Exreo relata la pesadilla de la prisión

Julio Montenegro, director del área de Defensoría de CPDH, explicó que en otras ocasiones los familiares han hecho llegar cartas de los detenidos para hacerlas públicas y en estas explican las situaciones de discriminación, malos tratos y las pésimas condiciones en que están en la galería de máxima seguridad como El Infiernillo, donde las celdas son diminutas, sin iluminación, hay alimañas y han adquirido enfermedades.

El Comité de Madres de Presos denunció los maltratos de que fueron víctimas los protestantes privados de libertad, durante la medianoche del 31 de diciembre.

Montenegro comentó que según sus registros, hay 603 manifestantes privados de libertad, de los cuales más de un centenar está en el penal de Tipitapa, y los familiares han denunciado que por lo menos 40 tienen enfermedades graves y no son bien atendidos.

Algunos protestantes tienen órdenes de libertad, pero llevan meses presos

“La CPDH ha pedido información y acceso a la penitenciaría para corroborar las denuncias, pero no les han permitido la entrada”, afirmó Montenegro, quien considera que hay diferencia en el trato a los privados de libertad por las protestas y los reos comunes. “Estos últimos tienen más privilegios, libertades y mejores condiciones”, aseguró.