•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Nicaragua registró 47 muertes maternas en 2018, una menos que en 2017, cuando reportó 48, informó este jueves el Gobierno de Nicaragua.

Del total de muertes maternas, más de 19 fueron causadas por hemorragia en el embarazo, parto o puerperio, según un informe del Ministerio de salud (Minsa), que también registró decesos por hipertensión.

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo se mostró inconforme con el dato.

"No nos sentimos contentos, una muerte materna para nosotros siempre es un dolor, un sufrimiento, una pérdida de algo sobre lo que tenemos que trabajar", dijo, a través de medios del Gobierno.

La también primera dama instó a "reducir estas estadísticas en este año".

La hemorragia obstétrica, como la primera causa de fallecimiento, provocó al menos 14 de las 39 muertes maternas registradas en los primeros 10 meses del año, según evidencian los datos del MInsa.

“En Nicaragua todavía sigue siendo la primera causa de muerte. En otros países ya nadie muere por esa causa, sino por cesárea, aquí siguen muriendo las mujeres por lo mismo”, señaló el médico ginecólogo, Carlos Navarrete.

La mortalidad materna es un término estadístico que describe la muerte de una mujer durante el embarazo.

En un parto de vía vaginal, cuando surgen complicaciones de este tipo, la mujer puede perder más de medio litro de sangre. Si la hemorragia surge durante una cesárea, la perdida puede ser mayor de un litro de sangre, explicó Navarrete.

En los últimos 10 años Nicaragua bajó la tasa de mortalidad materna de 118 por cada 100.000 nacidos vivos a 50,6 por cada 100.000 nacidos vivos, según datos del Ministerio de Salud (Minsa).