•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Al menos 20 personas fueron arrestadas en el mes de diciembre, “acusadas de golpistas”, a través de operativos ejecutados por la Policía Nacional, según estimaciones de representantes de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

El asesor jurídico de la CPDH, Pablo Cuevas, encargado del área de recepción de denuncias, comentó que dicha organización de derechos humanos, durante el mes de diciembre se dedicó a elaborar informes, por lo cual laboraron parcialmente y solo atendieron casos de mayor relevancia, pero la población no dejó de llegar y registraron denuncias de 20 capturas.

“Las denuncias vinieron en todo el mes de diciembre y otra más la recibimos el miércoles 2 de enero, y esta última denuncia fue sobre una captura realizada el 26 diciembre, por lo que cuenta para un total de 20”, indicó Cuevas.

Explicó que es probable que la cantidad de detenciones policiales sea mayor, sin embargo, hay muchas personas que por amenazas, tienen temor de denunciar.

Los datos de la CPDH especifican que en el último mes del 2018 hubo 14 capturas en Managua, 3 en Masaya  y 3 en Jinotega.

Esta cantidad se sumaría a las 603 detenciones que este organismo registra como parte de la criminalización de las protestas cívicas, y que han plasmado en su informe de cierre de año.

En los primeros días de enero ya se habla de al menos seis capturas, pero de estas hasta el momento no hay denuncias en dicha institución.

Miedo a denunciar

En Managua se conoció de capturas que no fueron registradas. Una de estas ocurrió el jueves 27 de diciembre en el barrio Santa Rosa, donde en una de las calles, desde un día antes estaba instalada una camioneta, por la noche hubo movimiento de motorizados y en la mañana llegó otro vehículo antes de activarse la captura a eso de las 10:30 a.m. cuando se llevaron a un muchacho, según testigos del hecho. En este caso los familiares prefirieron no denunciar.

El abogado de la CPDH dijo que el patrón se mantiene: sin que se trate de una situación delictiva, los agentes policiales allanan las casas y las capturas son efectuadas sin órdenes judiciales, “y el único argumento es que son golpistas”, expresó Cuevas.

“Los reducen a golpes y los tiran a las camionetas, según relatos de los familiares. Cuando las personas son capturadas las tienen por tiempo indefinido. En el caso de los departamentos, los tienen por varios días en celdas de las unidades policiales locales y posteriormente los mandan a El Chipote (Dirección de Auxilio Judicial) en Managua”, comentó Cuevas, quien señaló que estos actos son violatorios a los derechos humanos y constitucionales.

El abogado de CPDH dijo que el promedio de detenciones de diciembre es similar al del mes anterior, pero mucho menor en comparación con los meses de junio, julio y agosto, cuando se registraron en un día hasta un centenar de capturas.