•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Canal TV Merced, de la Diócesis de Matagalpa, dio a conocer que su directora, Martha Irene Sánchez, tuvo que salir al exilio por las amenazas y el constante asedio que sufría de enviados del partido de gobierno (FSLN).

Los compañeros de trabajo de Sánchez confirmaron que la periodista renunció a TV Merced desde finales de diciembre, pero que no pueden revelar el país en el que se encuentra por motivos de seguridad.

 Periodista de Canal 10 sale de Nicaragua ante amenazas e inseguridad

También, la periodista Wendy Quintero, quien fungía como relacionista pública del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), abandonó Nicaragua por razones de seguridad.

Wendy Quintero, vocera del Cenidh.

Quintero confirmó a El Nuevo Diario, este martes, que llegó bien al país donde se exilió y que otros funcionarios del Cenidh han hecho lo mismo. 

Dijo por teléfono que, debido a razones de seguridad, evitaba proporcionar detalles de su partida y de su nuevo lugar de residencia. “Lo que puedo decir es que parte del equipo del Cenidh ha salido del país y otros están resguardados en Nicaragua por el asedio y persecución del Gobierno; sin embargo, estamos trabajando y seguiremos en nuestra labor como defensores”, informó Quintero.

 Miguel Mora y Lucía Pineda, en aislamiento total

En redes sociales circuló un comunicado de Quintero, expresando que “jamás quise dejar mi país, pero esta difícil decisión la he tomado porque mi integridad física se ha visto comprometida por el asedio y la persecución que vivimos los nicaragüenses por parte del Gobierno de Nicaragua”.

Gonzalo Carrión, abogado del Cenidh, declaró que la partida de la periodista es resultado del asedio, intimidación y amenazas que ejecuta el Estado contra el periodismo y los activistas de derechos humanos.

Antes de trabajar para el Cenidh, Quintero laboró en dos periódicos, fue docente universitaria y obtuvo premios periodísticos en el certamen Pedro Joaquín Chamorro. También es representante de la Red de Mujeres de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias.

En diciembre pasado, la Asamblea Nacional, con 70 votos a favor y 17 en contra, eliminó la personería jurídica del Cenidh, dirigido por Vilma Núñez de Escorcia, quien aún permanece en el país.

El Ministerio de Gobernación ordenó que los bienes incautados al organismo pasarán a manos del Estado, para la creación del “Fondo de Atención y Reparación Integral para las Víctimas  del  Terrorismo”.

Bajo asedio

Decenas de periodistas nicaragüenses han sido blanco de asedio y violencia, encarcelamiento y cierres de medios, desde abril pasado cuando iniciaron las protestas antigubernamentales.

El caso más dramático es el asesinato de Ángel Gahona, alcanzado por un disparo mientras cubría una protesta en Bluefields, el 21 de abril de 2018.

 Periodistas Héctor Rosales y Gerald Chávez salieron de Nicaragua por puntos ciegos

Miguel Mora y Lucía Pineda, del Canal 100% Noticias están presos y esperan juicio. El Gobierno clausuró ese medio televisivo. En la ciudad de León, Radio Mi Voz suspendió transmisiones, debido a la presión oficial.

Otros periodistas que se han ido del país son Yelsin Espinoza, de Canal 10; Héctor Rosales y Gerald Chávez, quienes cruzaron la frontera con Costa Rica por puntos ciegos, tras recibir amenazas de encarcelamiento.

Según el movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua, son 56 los profesionales de la comunicación que se han ido al exilio.

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro informó de 420 casos de agresiones a comunicadores durante la crisis sociopolítica que ha durado más de ocho meses.