•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional rodeó la tarde de este miércoles las instalaciones del Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra de Hispamer, en Managua, donde la Fundación Violeta Barrios de Chamorro realizaría la ceremonia de la XIII Edición del Premio de Periodismo Pedro Joaquín Chamorro Cardenal.

El evento de la Fundación estaba programado para las 3:00 p.m. y desde antes de las 2:00 p.m. fue notorio el despliegue de policías con armas de guerra que rodearon el edificio de Hispamer.

 Policía de Nicaragua asedia a periodistas durante premiación

Cuando los periodistas de El Nuevo Diario se aproximaron, uno de los oficiales a cargo del operativo amenazó con llevarse detenidos a quienes se acercaran al perímetro de seguridad que habían montado junto al edificio, donde funciona una librería, una cafetería y un auditorio.

Los directivos de la Fundación Violeta Barrios decidieron realizar el evento de la entrega de premios a la excelencia periodística, pese a la situación. Los participantes entraron y salieron de las instalaciones de Hispamer bajo tensión, pero sin mayores problemas.

Cristiana Chamorro Barrios, presidenta de la Fundación, afirmó que “la presencia policial fue un acto de intimidación gubernamental que demuestra el miedo que le tienen a Pedro Joaquín Chamorro, el miedo que le tienen a la libertad de prensa”.

Agregó que “el Gobierno, con el asedio y la intimidación irrespetó la memoria de su padre, Pedro Joaquín Chamorro; de los invitados, de los periodistas y de la población en general que visitó Hispamer este miércoles.”

Extranjeros critican

A la ceremonia fueron invitados periodistas extranjeros que fungieron como jurados de la premiación. José Luis Sanz, director del medio digital salvadoreño El Faro consideró “lamentable que el gobierno nicaragüense ejecute actos de intimidación, y es inaceptable que se esté tratando de silenciar el periodismo independiente”.

 Dos periodistas más se exilian

Ginna Morelos, editora del diario El Tiempo, de Colombia, dijo que es “inquietante venir a la entrega de un premio periodístico y encontrar en el país este tipo de actos dirigidos por las fuerzas policiales; además, golpea muy fuerte y es una lástima que ocurran este tipo de acciones gubernamentales”.

El evento de la Fundación Violeta Barrios estuvo a punto de ser cancelado por el asedio policial.

La escritora nicaragüense Gioconda Belli, asistente al evento, declaró que el acto policial fue “algo sin sentido y un irrespeto para todos los ciudadanos”, porque los participantes de la entrega de los premios son personas pacíficas que no representan peligro para nadie.

 ​Periodista de Canal 10 sale de Nicaragua ante amenazas e inseguridad

Los policías estuvieron vigilantes desde la calle, mientras se realizó el acto en el Auditorio Pablo Antonio Cuadra.