•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro celebró este miércoles la XIII edición del premio Pedro Joaquín Chamorro (PJCH), donde entregó reconocimientos a periodistas independientes de diversos medios de comunicación de Nicaragua.

Los premios fueron entregados en bloque a periodistas de los medios Confidencial, Revista Niú y Artículo 66.

Los trabajos de los periodistas fueron evaluados por un jurado internacional, entre ellos: la colombiana Ginna Morelos; editora de El Tiempo, la venezolana Maye Primera; editora de Univisión y el salvadoreño José Luis Sánz; director de El Faro.

Los trabajos premiados fueron seleccionados de 49 que se presentaron en la Fundación Violeta Barrios.

Artículo 66 recibió el premio en la categoría de Transparencia Pública y Sostenibilidad, Confidencial obtuvo el reconocimiento en Derechos Humanos y la Revista Niú una mención especial en Derechos Humanos y en la categoría de Género. Además, Confidencial también se llevó el premio de dos categorías; Salud y Gobernanza. 

Además del reconocimiento público y un certificado, los medios de comunicación recibirán un certificado de un conjunto de equipos que les permitirán continuar sus trabajos investigativos.

Cabe mencionar que en esta ocasión se declararon desiertas dos categorías: Educación y Medio Ambiente. El jurado aseguró que en los trabajos que se presentaron había problemas de estructuras narrativas, manejo de géneros periodísticos complejos y en las habilidades técnicas.

El jurado valoró en los 49 trabajos, los desafíos que ha enfrentado el periodismo nicaragüense, la violencia y las múltiples formas de represión en el país contra los hombres de prensa, la incidencia y valentía de los periodistas cuando Nicaragua necesita más de información, además de las estructuras que debe de cumplir cada trabajo periodístico de calidad.

 

El periodista Wilfredo Miranda, del semanario Confidencial, aseguró que su investigación “Disparaban con precisión a matar”, ganadora de la categoría Derechos Humanos, revela que la represión gubernamental llegó hasta la realización de asesinatos extrajudiciales.

Miranda apuntó que recibe este premio recordando a los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda, quienes están siendo criminalizados por ejercer su libertad de prensa, y lamentando que en Nicaragua no se puede ejercer una verdadera libertad de expresión.

Por su parte, el periodista y director de Artículo 66, Álvaro Navarro, ganador junto a Marling Balmaceda y Ana Cruz, de la categoría Transparencia Pública, aseguró que es de mucho orgullo para su equipo obtener un premio que es dedicado a todos los periodistas asediados, amenazados, exiliados y hasta asesinados como el caso del periodistas Ángel Gahona, director de El Meridiano de Bluefields.

Carlos Herrera, fotoperiodista de Confidencial y de la Revista Niú, parte de los ganadores de la categoría Género y Salud, afirmó que en el contexto de violencia que vive el país, fue difícil producir trabajos de calidad y garantizar la seguridad del equipo, no obstante, destacó que este tipo de trabajos a profundidad permiten que la población obtenga información valiosa sobre la crisis que enfrenta el país, además de que alimentan la memoria histórica de Nicaragua.

Los periodistas independientes ganadores concuerdan que el mejor regalo que pueden recibir los periodistas es revelar la verdad a sus públicos y que en el contexto que vive Nicaragua lo único que esperan es poder realizar su trabajo sin ser asediados, reprimidos, amenazados, golpeados, robados, criminalizados o, peor aún, asesinados.