•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las farmacias del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) han dejado de entregar algunos medicamentos a jubilados, entre ellos fármacos para la presión y el corazón, dijeron a El Nuevo Diario personas afectadas.

También cortaron la entrega de pañales desechables y parches para oxigenar el cerebro, para uso de adultos mayores.

 Cosep: nuevo techo salarial del INSS afecta a empresas

El jubilado Óscar Francisco Talavera afirmó que llegó al hospital Sumedico a la consulta mensual con el siquiatra, donde le dijeron que ahora tiene que comprar los medicamentos que normalmente recibía, porque en el INSS no los están entregando.

El no entregar algunos medicamentos a los jubilados es ilegal, según especialista en el tema.

Talavera relató que fue a una farmacia privada a consultar el precio de los medicamentos que necesita, y se enteró que las pastillas relajantes y los parches de oxigenación del cerebro le cuestan entre C$5,000 y C$6,000 por mes.

“Esto es una injusticia, le están quitando a mi esposo algo que siempre recibía”, dijo Nery Castillo, mientras mostraba la receta actual, muy diferente a la que le entregaban cuando retiraba los medicamentos en la farmacia Simón Bolívar del INSS.

Amada Cabrera, una jubilada que también es atendida en Sumedico, aseguró que en la farmacia de este centro asistencial le dijeron que se habían agotado las reservas de los medicamentos que ella necesita.

“Me tienen pendiente con la nifedipina, que la uso para la presión; sin este medicamento no la puedo mantener controlada y la otra (pastilla) es para el corazón”, explicó Cabrera.

Escasez y auditoría

La señora de iniciales S.M.C, de 76 años, afirmó que en la farmacia de asegurados Simón Bolívar le dijeron que no le darían parte de sus medicamentos, porque hay escasez y están haciendo una auditoría de las reservas.

“¿Cómo voy a pasar un mes sin mis pastillas? De aquí a un mes estoy peor de salud”, comentó la mujer que pidió la identificáramos solo con las iniciales.

 142,000 han salido del INSS

Agregó que las medicinas para controlar la hipertensión y los parches, que le debe dar el INSS por derecho, tienen un costo alto para su posibilidad económica.

La hija de otra pensionada dijo muy enojada que ahora su mamá no recibirá los pañales desechables que antes le daban.

Afirmó que en la farmacia del INSS le informaron de la suspensión de la entrega de pañales “debido a la crisis” y la falta de algunos productos.

La denunciante, quien identificó a su madre solo con las iniciales O. M. A.  consideró ilógico que le dieran esa respuesta, porque “es responsabilidad del INSS” garantizárselos.

 INSS registra alto déficit en abril y junio

El Nuevo Diario visitó la farmacia Simón Bolívar, del INSS, y consultó a Christian Hermindia, coordinador de ese centro, quien solo respondió que desconocía el asunto y no podía brindar información.

Una funcionaria de una clínica previsional, quien pidió el anonimato, informó a El Nuevo Diario que desde mediados de diciembre pasado muchos pensionados han reclamado por la falta de medicamentos, lo que les obliga a comprarlos con sus recursos.

El no entregar algunos medicamentos a los jubilados es ilegal, según especialista en el tema.

“No se les está dando pañales desechables, pastillas para la hipertensión, parches para usos múltiples”, entre otros medicamentos, aseguró.

Violación de derechos

El abogado y especialista en seguridad social, Manuel Israel Ruiz, dijo que la negación de medicamentos a los pensionados “es una violación clara al derecho del jubilado.”

Indicó que la Ley 160 concede beneficios adicionales a las personas jubiladas, especificando que deben gozar de los derechos en materia de salud, sin que se les deduzca ninguna cuota de sus pensiones.

 INSS pierde más de 80,000 afiliados

“Es deber del INSS garantizar atención médica especializada y suministro de medicinas adecuadas a los jubilados”, enfatizó.