•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El miembro del Movimiento 19 de Abril de Masaya, Cristian Rodrigo Fajardo Caballero, de 37 años y su esposa, María Adilia Peralta Cerrato, de 30, además de Santiago Adrián Fajardo Baldizón, fueron declarados culpables de varios delitos y sobre ellos pende una posible sentencia de 20 años.

Julio Montenegro, coordinador del equipo de defensores de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), indicó que a pesar que desde el inicio del juicio hubo algunas anomalías en el proceso, los acusados fueron encontrados con responsabilidad penal y esperan que este viernes se dicte la sentencia.

“El representante de la Unidad Contra el Crimen Organizado del Ministerio Público está pidiendo la pena máxima, que ronda los 20 años. En nuestro caso, solicitaremos la pena mínima, que es de 15 y en el caso de la acusación por robo con intimidación agravado, pediremos un año”, indicó Montenegro.

Según el documento acusatorio del Ministerio Público, a ellos se les acusa por terrorismo, financiamiento al terrorismo, crimen organizado, entorpecimiento de servicios públicos y secuestro, los que supuestamente fueron ejecutados del 21 de abril al 17 de julio, en perjuicio del Estado de Nicaragua y la ciudadanía nicaragüense.

Esto por supuestamente haber encabezado las protestas en las ciudades de Granada y Masaya, además de los municipios de Catarina y Niquinohomo. Se le acusaba además de abastecer de armas y morteros a los protestantes en los tranques de carretera Norte.

Falta argumentación

El abogado señaló que hubo falta de argumentación de lo que quería demostrar la parte acusatoria, además que se presentaron fotografías con poca claridad y sin contar con la fecha de registro.

El defensor señaló que Fajardo lo que hacía era llevar agua a los tranques, medicamentos, e incluso ataúdes para los fallecidos durante las protestas en Masaya, por lo que comenzó a ser blanco de los civiles armados que apoyan al Gobierno.

“Por nuestra parte dejamos muy en claro el asedio de grupos armados constantemente contra Fajardo y su familia, algo que terminó con los simpatizantes del Gobierno, incendiando un inmueble (el hotel de los Fajardo)”, dijo Montenegro.

Durante la agresión, René Caballero, de 69 años, tío del procesado, fue agredido por los sujetos.