• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El presupuesto del Ministerio de Salud (Minsa) disminuirá en 7.3% este año, lo que equivale a C$1,107 millones menos en comparación a la asignación que correspondió en el año 2018.

Para el año 2019, el presupuesto asignado al Ministerio de Salud, asciende a C$14,051.8 millones, según datos del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, dinero que será distribuido en los diferentes programas y acciones que contempla esta institución para los próximos 12 meses.

La partida es menor a los C$15,158.8 millones que le fueron otorgados antes de que la Asamblea Nacional aprobara una reforma en el presupuesto 2018, según cifras oficiales de los datos presupuestarios del gobierno

La mayor parte de la asignación presupuestaria para el 2019, según esos informes, proviene de las rentas del tesoro, en total C$11,580.3 millones.
Por otro lado, un total de C$481.1 millones provienen de donaciones externas, y C$651.8 millones de préstamos externos que servirán para dar continuidad a los proyectos, refleja el libro presupuestario de este año.

Consecuencia de la crisis

En el 2019, de acuerdo a la clasificación económica detallada en el presupuesto, el programa de atención de salud hospitalaria sufrirá un recorte de C$420.3 millones con respecto al 2018, lo que significa una reducción de 6.3%.

A través de este programa, se realizan acciones orientadas a la atención de la población en los servicios especializados y de alta complejidad tecnológica, además de incrementar la capacidad instalada en las unidades hospitalarias para atender los casos de insuficiencia renal crónica.

La partida es menor a los C$15,158.8 millones que le fueron otorgados antes de que la Asamblea Nacional aprobara una reforma en el presupuesto 2018, según cifras oficiales de los datos presupuestarios del gobierno. 

EN EL 2018, con la modificación en el presupuesto, el Minsa sufrió un recorte en la asignación del Programa de Inversión Pública por C$843.9 millones, que afectó una serie de proyectos.

El recorte ocurrió cuatro meses después de iniciada la crisis de abril de 2018. El ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, confirmó en su momento que la situación sociopolítica en Nicaragua, entre abril y julio, dejó pérdidas económicas por US$525 millones.

Más salarios

De acuerdo a las asignaciones presupuestarias para esta cartera del gobierno, la mayor parte del gasto corriente quedará en salarios, según se desprende de la ley aprobada en el parlamento.

De los C$7,465.2 millones destinados para el gasto corriente del 2019, C$2,498.2 millones corresponden a la partida de salarios permanente que paga el Minsa a sus trabajadores.

La partida es menor a los C$15,158.8 millones que le fueron otorgados antes de que la Asamblea Nacional aprobara una reforma en el presupuesto 2018, según cifras oficiales de los datos presupuestarios del gobierno. 

Lo destinado a salarios en el 2019, incrementó en 10.1% en comparación a lo que se destinó en el 2018, cuya asignación fue de C$2,268.6 millones.

El año pasado, la situación para esta entidad gubernamental se agravó por el despido de aproximadamente 300 profesionales de la salud, muchos de los cuales hoy se encuentran en el exilio.

La mayoría de los despedidos eran médicos especialistas que en su mayoría trabajaban en los hospitales de León, Managua y Masaya, y que fueron despedidos por brindar atención médica a los heridos de las protestas, situación que es reflejada en el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, (GIEI).

“El despido y desplazamiento de los médicos también se dio con aquellos que, sin formar parte de estos puestos de emergencia, cumplieron el juramento hipocrático de su profesión y atendieron igualmente a los heridos”, recoge el GIEI en su documento.

Proyectos

Según detalles del presupuesto que pretende ejecutar este año el Minsa, está la construcción de un hospital primario en San Miguelito con una partida de C$29.9 millones; y un hospital departamental en Chinandega, que costará C$181.1 millones.

La partida es menor a los C$15,158.8 millones que le fueron otorgados antes de que la Asamblea Nacional aprobara una reforma en el presupuesto 2018, según cifras oficiales de los datos presupuestarios del gobierno. 

Por otro lado, con préstamos externos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ascienden a C$5.3 millones, el gobierno planea construir un hospital primario en Jalapa.

Gestiones

Algunas de las actividades que el Minsa ha priorizado en este inicio de año son las jornadas de fumigación, con las que se pretenden erradicar el mosquito aedes aegypti.

El médico epidemiólogo, Leonel Argüello, sostiene que este es el mes propicio en que se deben iniciar estos trabajos tomando en cuenta que estamos en un mes “seco” donde hay menos “criaderos de mosquitos”.

“Uno tiene que aprovechar este periodo de la naturaleza, esto significa que, por decirte algo, si tenemos en Nicaragua 20 millones de zancudos, en el verano van a bajarse a cinco, entonces si yo hago estas actividades en el verano, esos cinco probablemente los baje a uno, entonces hay menos probabilidades de enfermedades”, dijo Argüello.

La partida es menor a los C$15,158.8 millones que le fueron otorgados antes de que la Asamblea Nacional aprobara una reforma en el presupuesto 2018, según cifras oficiales de los datos presupuestarios del gobierno. 

Hasta la semana 51 del año 2018, según la última cifra del Minsa, se reportaron 15, 477 casos de malaria, lo que representa un 42.85% más en comparación a los 10, 723 casos equivalentes a la misma semana del 2017.

“Se trata de que en mayo, cuando comienza el invierno nuevamente, cuando entra la lluvia no tengas el problema de siempre que se da un incremento de las enfermedades vectoriales”, agregó el epidemiólogo.

Según el informe del Minsa, hasta la semana 51, la varicela también tuvo un aumento de cuatro veces con respecto al año 2017. El Minsa reporta 4,152, mientras que en la misma semana del 2017 apenas se registraron 1,278 casos.