•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cardenal Leopoldo Brenes afirmó este domingo que tras conocer la renuncia del doctor Rafael Solís al cargo de magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), pensó en el llamado del Papa a reflexionar, y que lo que el exfuncionario dijo, nos tiene que hacer pensar.

Brenes llamó a respetar la decisión del exmagistrado de renunciar a su cargo en esa institución y como miembro del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), partido al que perteneció por 43 años.

“Pensaba en lo que el papa Francisco nos dice: hay que escuchar, meditar y luego reflexionar… Lo que él dijo, que nos haga pensar a todos”, enfatizó el cardenal, sobre las revelaciones de Solís.

“Creo que manifestó que la pensó mucho tiempo. Yo sé que es un hombre religioso y a lo mejor, a los pies de Jesús Sacramentado, vio las luces necesarias para tomar esa decisión, se la respetamos. No soy quien debe juzgarlo”, expresó. 

 Magistrado renuncia y advierte conflicto mayor

Comentó que Rafael Solís era un hombre muy importante para el Frente Sandinista y enfatizó en que “tuvo sus motivos (para renunciar) y es bueno tenerlos en cuenta”.

Además, el cardenal Brenes señaló que la misiva de renuncia de Solís, enviada al presidente Daniel Ortega, es muy particular. “Es una carta personal y tenemos que respetar lo que él ha expuesto”. 

 Solís, el veterano sandinista muy cercano al Presidente

El cardenal afirmó que la Conferencia Episcopal siempre está dispuesta a mediar en el diálogo, sobre todo ahora que se ha iniciado en la Organización de Estados Americanos (OEA) el proceso para aplicar la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua.

Rafael Solís Cerda ha sido magistrado de la Corte suprema de Justicia de Nicaragua desde 1997.

“En esta ocasión no nos vamos a ofrecer para no ser sobrantes, pero siempre estamos dispuestos”, destacó el prelado luego de la celebración de la misa dominical en la catedral de Managua.

ANPDH llama a renunciar

La Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos (ANPDH) instó a los altos funcionarios del Gobierno de Nicaragua a renunciar a sus cargos "y no continuar acumulando responsabilidades penales" a consecuencia de la crisis sociopolítica que sufre el país desde abril y ha dejado más de 300 muertos.

"Le hacemos un llamado a los funcionarios públicos principales del Estado de Nicaragua a que renuncien inmediatamente a sus cargos y no continuar acumulando responsabilidades penales",  expresa un comunicado de la ANPDH.

 Magistrado liberal descarta renunciar, como hizo Rafael Solís

La organización nicaragüense, que ahora opera desde Costa Rica, advierte que "el brazo de la justicia de los derechos humanos llegará hasta el último rincón de Nicaragua para una investigación, seguimiento y castigo de los responsables que han cometido delitos de lesa humanidad y genocidio, para garantizar la justicia e indemnización a las víctimas de este período de terror".

Luego destaca que la renuncia del magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Nicaragua, Rafael Solís, devela que sí hubo “represión de parte de la Policía Nacional y grupos paramilitares dirigidos por el Gobierno en contra de la población civil".

 Renuncia de Solís causa conmoción en el Poder Judicial

Solís, considerado el operador político del FSLN en el Poder Judicial, afirmó que bajo el gobierno de Daniel Ortega ya "no existe derecho alguno que se respete" y reprochó que estén enjuiciando a una gran cantidad de detenidos "con una serie de acusaciones absurdas sobre delitos que nunca cometieron".