Secciones
Multimedia

Despliegue militar en Río San Juan

Foto por: ARCHIVO / END

Vista aérea del municipio de San Carlos, departamento de Río San Juan, de donde se obtuvieron reportes de enfrentamientos armados. (Imagen refrencial)

El Nuevo Diario consultó con gente de la zona y algunos informaron, bajo condición de anonimato, que en la madrugada del sábado escucharon el intercambio de balazos y después hubo una fuerte movilización militar y policial.

Cateo de viviendas por la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua, más rastreo aéreo con helicópteros denuncian habitantes del municipio de El Almendro que afirman hubo un enfrentamiento armado la madrugada del sábado, del que la Policía solo confirmó la muerte de dos personas y lo atribuyó a acciones del narcotráfico.

El Nuevo Diario consultó con gente de la zona y algunos informaron, bajo condición de anonimato, que en la madrugada del sábado escucharon el intercambio de balazos y después hubo una fuerte movilización militar y policial.

“En el casco urbano de El Almendro, el sábado se observó la presencia de militares y el paso de al menos siete camionetas de antimotines. Para este domingo todo aparentaba normalidad”, dijo uno de los informantes.

Otros dijeron que el domingo continuaba el movimiento en las comunidades de Morrito, Masayán, Las Vegas, Verdún, Nueva Guinea, Río Camastro, Palos Ralos y San Miguelito, en los alrededores del cerro El Aparejo, donde habría ocurrido el enfrentamiento militar.

El Nuevo Diario consultó al departamento de prensa del Ejército de Nicaragua, donde nos pidieron hacer la solicitud a través de correo electrónico para dar una respuesta, la que aún no ha sido efectiva.

 ​Aduana retiene más papel a El Nuevo Diario

El único comunicado de la Policía indica que por una llamada telefónica conocieron de un intercambio de balas el sábado, con un saldo de dos civiles muertos, del sexo masculino, en la comunidad Las Vegas, al noreste del municipio El Almendro, departamento de Río San Juan.

La información policial afirma que sus indagaciones determinaron que los muertos estaban vinculados a un grupo delincuencial dedicado a delitos de narcotráfico, abigeato y asaltos y procedían de Costa Rica.

Sin embargo, entre los habitantes de El Almendro circula la versión que fue un choque de tropas del Ejército de Nicaragua y de la Policía Nacional contra miembros de un grupo armado autodenominado Unidad de Resistencia Nacional (URN).

¿Más de siete muertos?

 Nicaragua tiene en riesgo C$7,000 millones de multilaterales

Una autodenominada Radio Vandálica, que transmite por las redes sociales y se identifica como vocera del URN, informó que el enfrentamiento se registró en el cerro El Aparejo, donde un grupo de 19 elementos pertenecientes a esa organización, bajo la dirección del “comandante Barba”, se dirigía hacia una zona fronteriza con Costa Rica, cuando su campamento temporal fue atacado por fuerzas del Ejército y la Policía, a eso de las 4:30 de la madrugada del sábado.

Según esa radio digital, los armados fueron tomados por sorpresa y algunos murieron en sus hamacas, mientras otros resultaron heridos de gravedad en el intercambio de disparos. Asegura que siete de sus miembros fallecieron y habrían muerto cuatro miembros del Ejército.

Ejército niega operativos en Río San Juan

El Ejército de Nicaragua, a través de su dirección de relaciones públicas, negó la participación de la institución castrense en los hechos del pasado sábado en la comunidad de Las Vegas, departamento de Río San Juan, donde las autoridades informaron de dos civiles muertos, aunque otras fuentes señalaron que eran más.

La respuesta del Ejército fue escueta y directa: “Es totalmente falso, no hemos participado, conocemos solamente lo que la Policía Nacional informó al respecto en su nota de prensa N.o 01-2019”, dicta una comunicación hecha llegar vía correo electrónico a El Nuevo Diario.

El comunicado de la Policía hecho público el sábado pasado sobre el suceso ocurrido entre las 4:30 a.m. y 5:00 a.m. de ese día, señala que tras un llamado telefónico sobre disparos en la zona de la comunidad Las Vegas, asistieron al lugar y encontraron a dos civiles muertos, miembros de una agrupación delincuencial dedicada a delitos de narcotráfico, abigeato y asaltos.

Habitantes de la zona habían dicho que hubo un enfrentamiento de las autoridades contra un grupo de civiles armados, autodenominados Unidad de Resistencia Nacional (URN), que iban con dirección a la frontera con Costa Rica.