• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Las elecciones presidenciales en El Salvador se realizarán el primer domingo de febrero y hasta hoy el candidato con más preferencia en las encuestas, es Nayib Bukele, exmilitante del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

El periodista José Luis Sanz opina que “no solo el FMLN está agotado electoralmente, que en estos momentos en las encuestas salen en tercer lugar, sino que también Arena en estos 10 años que debieron haber sido como de revisión interna en la oposición, tampoco se ha regenerado de manera evidente y eso hace que estén en segunda posición”.

Nayib Bukele

Además, en El Salvador “la impunidad está generalizada”, afirma Sanz, en esta entrevista con El Nuevo Diario, mientras estuvo en Managua la última semana como parte del jurado del certamen de periodismo Pedro Joaquín Chamorro.

¿Cuál es el balance que hace usted de los 10 años de gobierno del FMLN?

Se podrían resumir en la palabra ‘decepción’, y creo que lo dicen las encuestas de opinión pública de una manera clarísima. Veníamos de 20 años ininterrumpidos de gobiernos de Arena (Alianza Republicana), un partido de una derecha muy dura, una derecha que no se ha renovado, una derecha neoliberal en ciertos momentos y muy dura en lo moral, social y económico.

Los acuerdos de paz en el año 1992, lo que alumbraron principalmente, por así decirlo, fue un sistema político plural. La llegada del FMLN al poder era la validación de los acuerdos, la validación de ese nuevo sistema, yo creo que inclusive en la derecha hubo alivio cuando por fin ganó el FMLN. Era una validación de la alternancia, se supone que debía regenerar el país, pero no sucedió así.

Gobierno Sánchez Cerén es el peor evaluado en El Salvador, según sondeo

El primer gobierno del FMLN fue desastroso. Tenés aquí en Nicaragua, con un extraño asilo político, al expresidente Mauricio Funes que ha sido condenado civilmente y que está acusado penalmente de corrupción en El Salvador. Su gobierno ya supuso de manera clarísima u
n desgaste del FMLN y de su propuesta.

¿Y el segundo?

El FMLN ganó las elecciones de 2014, su segunda Presidencia, por una diferencia de 6,000 votos. Eso es muy poco y el segundo gobierno del FMLN lo que ha hecho es consolidar una sensación de desesperanza, de falta de fuerza, de vitalidad política de proyecto, de reforma o de propuesta de mejora sustancial en el rumbo del país.

Hugo Martínez

El resultado final es que no solo el FMLN está agotado electoralmente, que en estos momentos en las encuestas salen en tercer lugar, sino que también Arena en estos 10 años que debieron haber sido como de revisión interna en la oposición, tampoco se ha regenerado de manera evidente y eso hace que estén en segunda posición, pero también con unas perspectivas electorales poco halagüeñas. En general, ha sido un agotamiento muy rápido del sistema bipartidista que salió de los acuerdos de paz.

¿Tienen futuro estos dos partidos todavía?

Tanto el FMLN como Arena han sido piezas clave de la vida política de El Salvador durante los últimos 40 años, y eso es mucho. Han sido casi tres generaciones... Eso no quiere decir que son eternos, no. Puede ser sustituido alguno de ellos, o los dos, pero eso no es fácil, eso no pasa por defecto.

¿Quién es el salvadoreño que preside el Consejo Permanente de la OEA?

En ese sentido, ahora mismo quien probablemente debería estar más preocupado por su futuro es el FMLN, en el sentido de que quien encabeza las encuestas es un individuo, al margen de su partido; es una postura individualista, personalista, una propuesta basada en su carisma: Nayib Bukele, que se presenta como alguien de izquierda. De hecho, es alguien que salió del FMLN, fue expulsado del partido después de haber sido como el "niño malo" del FMLN, parecía que lo iba a regenerar.

El coordinador del FMLN, medardo gonzález, dijo que en 10 años la brecha entre ricos y pobres se ha reducido en El Salvador. ¿es cierto?

Los juegos de cifras en Centroamérica me parecen muy engañosos; cambias los patrones de medición, decides desde qué fecha empiezas a contar. Yo no estoy diciendo que las políticas sociales del FMLN han sido en términos absolutos un desastre, lo que estoy diciendo es que se presenta en sus estatutos como un partido revolucionario, socialista, y está ahora tratando de legitimar dos gobiernos que evidentemente no han transformado el país.

Iglesia salvadoreña insta votar responsablemente en comicios presidenciales

No estoy cuestionando, cuando hablo de desilusión por el FMLN, que no pueda haber habido una reducción, no nueva y no absolutamente atribuible a su gestión, sino al hecho de que la economía claramente no tiene rumbo, no hay un modelo de crecimiento ni de desarrollo económico claro en el país. El Salvador sigue siendo, después de 10 años, un país en el que casi todo el mundo se tiene que ir.

José Luis Sanz.

Un país, en el cual la violencia sigue siendo un problema central y sin perspectiva clara de solución, un país en el que la impunidad está generalizada, un país en el que la violencia de género es constante, un país en el cual el gobierno de izquierda ha tenido que terminar recurriendo a los mismos artificios verbales a los que recurría la derecha hace 10 años, para justificar que en 20 años de gobierno la esperanza de los acuerdos de paz estaba apagándose.

¿Qué ha beneficiado a Bukele?

Creo que Nayib Bukele es hijo de Arena y del FMLN. Es decir, es hijo de la falta de respeto al cambio social, a la evolución de la sociedad en términos de necesidad de transparencia, de participación, la necesidad de diálogo y sobre todo a su falta de soluciones y resultados.

Bukele nació a la política tratando de ser alcalde de un pequeño municipio llamado Nuevo Cuscatlán, que no solo fuera de El Salvador, sino en el mismo país, un 90% de la población no sabría cómo ubicarle en el mapa, pero consiguió que ese pequeño logro político se convirtiera en un símbolo de una nueva manera de gestionar y lo hizo a través de un radical y consistente trabajo de redes sociales, de comunicación política basada en gestos y generar emociones positivas alrededor de su figura.

Prohíben publicidad del gobierno, previo a elecciones en El Salvador

No digo que, además, luego que fue alcalde de San Salvador no haya hecho una gestión con algunos resultados visibles importantes, sino que no es solo eso, es principalmente una habilidad para comunicar políticamente con nuevas herramientas que los part
idos tradicionales no supieron igualar.

De concretarse la victoria de Bukele en febrero, ¿qué efectos tendría?

Es difícil saber qué significará para el mapa político de El Salvador la llegada de Bukele, habrá que ver si con él lo que llega es su propio partido y si ese partido altera la manera en la que se entiende la política en el país, o si simplemente se convierte en un sustituto del FMLN.

Nayib Bukele

Habrá que ver si lo que nos genera es una mesa de tres o simplemente un nuevo bipartidismo. Yo no soy quien tiene que decirlo, lo dirá el tiempo y habrá que verlo.

¿Y en Centroamérica?

En la región, no hay diálogo entre los presidentes, no hay un proyecto común centroamericano porque en realidad ninguno de los actuales presidentes, y estoy dejando fuera a Costa Rica y Panamá que siempre han llevado un ritmo distinto, ninguno tiene, creo, legitimidad internacional. Evidentemente, Daniel Ortega tiene preocupaciones e intereses que no tienen nada que ver con el resto de Centroamérica.

La UE urge a Guatemala a mantener misión anticorrupción de ONU

En Guatemala, lo que tenemos es un pulso institucional de Jimmy Morales, no con la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig), sino, la Corte de Constitucionalidad en un pulso por derribar estructuras de corrupción en un país en el cual el presidente de la República se está posicionando del lado de la corrupción claramente, del lado del “statu quo”, preservar no solo a personas, sino, una manera de funcionamiento del Estado que es corrupta.

En Honduras, vinimos de muchos años de un sistema que no es precisamente transparente; parece que lo hemos olvidado, pero hace poco más de un año hubo un fraude electo
ral con el cual se reeligió Juan Orlando Hernández. Parece un mal menor comparado con lo que está pasando en Nicaragua.

En ese sentido, creo que Nayib Bukele no sé si va a tratar de generar algún impacto o no en la región. A mí me parece que si sigue la línea de lo que está sucediendo, lo que vamos a tener es un presidente que va a hacer una gestión local o racional; no son buenos tiempos para pensar en Centroamérica como región, por desgracia.

¿Cómo interpreta lo que está sucediendo en Nicaragua?

En Nicaragua se han ido reduciendo espacios, o ha habido un esfuerzo sistemático desde las autoridades del Gobierno para cerrar espacios, para castigar la disidencia, para anular la denuncia y el debate. Manifestarse en las calles en sí es un acto de libertad de expresión; ya en abril y mayo la brutalidad con la cual reprimieron las manifestaciones.

La CPDH recaba en Costa Rica denuncias de nicas que huyeron de Nicaragua

Más allá de la posición en la que uno pueda estar, dentro o fuera de Nicaragua, en términos políticos, ideológicos o en términos de valoración del gobierno de Daniel Ortega, lo que es evidente es que el Gobierno lo que ha hecho es cerrar espacios, atacar a cualquier disidente, cualquier cuestionamiento.

Los allanamientos, las amenazas, los ataques a periodistas del último mes del año 2018 y en este arranque de 2019, lo que hacen es confirmar lo que se veía durante todo el año pasado; así que en Nicaragua no hay ahora mismo espacios democráticos para el ejercicio del periodismo. Las autoridades no respetan el ejercicio democrático de la libertad de expresión.

¿Pudo apreciar el despliegue policial alrededor del sitio donde se estaba desarrollando la premiación?

Lo terrorífico de lo que ha sucedido en Nicaragua en los últimos meses, es que todas las líneas rojas que podíamos imaginar que existían se han cruzado, ya sea por respeto a ciertos principios o por lógica política, por cálculo político.

Despliegue policial en evento de periodistas

Creo que cuando vimos en la marcha del Día de la Madre el efecto de disparos de francotiradores, fue un despertar a barreras que nadie pensó que se iban a superar y que se superaron muy rápido en la represión.

El allanamiento de medios fue una barrera que se pensó, aunque fuera por mantener ciertas apariencias, no se iba a superar y se hizo. La expulsión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, es una barrera que en cierto momento se pudo pensar que no se iba a superar y ya se superó; en ese sentido, lo terrorífico de lo que está sucediendo es que parece que ya no hay límites, que la Policía, los grupos armados parapoliciales que están operando, no tienen límite, y esa es parte de la estrategia de terror que trata de paralizar a la sociedad.