•   Boston, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La comunidad nicaragüense en el estado de Massachusetts desafió este sábado las bajas temperaturas que golpean la costa este de los Estados Unidos, para demandar que cese las represión del gobierno de Nicaragua contra la población civil.

Un nicaragüense que decidió omitir su apellido por seguridad y que solo se identificó como Marvin, llegó vestido de negro y con una mascarilla azul y blanco. Según él, para representar a todas las personas que han muerto en el país a causa de las protestas que explotaron el pasado 18 de abril. 

“Este traje que llevo representa a Nicaragua, porque los nicaragüenses estamos de luto. También representa el dolor de las madres que lloran a sus muertos y el lamento de todos los presos que sufren en las cárceles de Nicaragua”, expresó el nica mientras ondeaba la bandera del país.

Plantón en Boston

Marvin dijo que se siente ofendido cada vez que escucha decir de parte del Gobierno que la situación del país ha regresado a la normalidad. 

 Despliegue militar en Río San Juan

“El gobierno dice que todo está normal en el país, nada está normal, si tuviera todo normal en Nicaragua no estuviéramos protestando bajo este terrible frío, no hubiera presos, la Policía no estaría reprimiendo al pueblo. Quieren tapar el sol con un  dedo, ellos saben perfectamente que han desbaratado el país, han asesinado por la enfermedad del poder”, apuntó el hombre oriundo de Camoapa.

Reacciones

Ariel Escorcia, quien llegó al plantón como denominaron sus organizadores a la protesta en contra del Gobierno de Nicaragua y la cual se realizó en la popular plaza de Compley, en Boston, coincidió con su paisano al señalar que las cosas están anormales en el país.  

“Nada está normal en Nicaragua, absolutamente nada está normal. Si las cosas estuvieran normales, este plantón que estamos realizando acá en Boston con temperaturas de 6 grados bajo cero no fuera posible. Si las cosas estuvieran normales, la gente no tendría que salir exiliada para Costa Rica, Guatemala, Panamá, España o Estados Unidos”, afirmó el matagalpino.

 Otra madre muere anhelando la libertad de su hijo

María Uceda es originaria de Masaya. Sus hermanos y uno de sus hijos han sido perseguidos por la Policía de Nicaragua por participar en protestas pacíficas en contra del Gobierno, por lo cual asegura que siente en carne propia el sufrimiento que pasan a diario las madres nicaragüenses, a quienes les han encarcelado a hijos o se los han desaparecido. 

La comunidad venezolana en Massachusetts también se unió al plantón y clamor de los nicaragüenses y demandaron libertad para el pueblo de Venezuela.

“Las personas en Nicaragua están viviendo un estado de terror, sobre todo los estudiantes que han sido perseguidos, entre ellos están mis hijos, mis hermanos. Creo que es suficiente todo lo que ha pasado. Necesitamos libertad. El gobierno es muy egoístas porque solo piensan en su sangre y no en los demás. Todavía están a tiempo de resolver las cosas por las buenas, la situación está al borde de explotar, ya el vaso se llenó y ellos lo saben”, expuso.

Por su parte, Escorcia, quien opta por el diálogo, no pierde las esperanzas de que se adelanten las elecciones en Nicaragua, lo cual considera como la única vía para sacar del atolladero al país.

 ​Plantón de nicas en EE. UU. para pedir apoyo en sesión de OEA

“A mí me gustaría decirle al presidente y su esposa que intentaran sentarse una vez más con la gente, intentaran una vez más escuchar el clamor del pueblo, porque nos están cerrando todas las vías; están asfixiando al pueblo”, expresó.

La comunidad venezolana en Massachusetts también se unió al plantón y clamor de los nicaragüenses y demandaron libertad para el pueblo de Venezuela.