• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Gobierno de México se ofreció como mediador y facilitador del diálogo entre el Gobierno de Nicaragua y la sociedad civil, para colaborar en la búsqueda de solución a la crisis sociopolítica que vive el país desde el pasado 18 de abril.

Maximiliano Reyes, subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), expresó que el Gobierno de México no acompañará acciones que puedan afectar al pueblo nicaragüense, como parte de una política exterior de respeto a la autodeterminación y bajo el principio de “no intervención”, que impulsa el mandatario Andrés Manuel López Obrador, según información difundida por el diario La Razón, de México.

​​Nuncio hace nuevo llamado al diálogo

“México estaría en disposición de participar, a invitación de Nicaragua, en todo mecanismo de facilitación y mediación del diálogo que permita el acercamiento de las partes en conflicto, con pleno respeto a sus asuntos internos y a su autodeterminación”, expresó Reyes durante una comparecencia previa a su ratificación en el cargo.

Maximiliano Reyes, subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). Cortesía/END
Maximiliano Reyes informó, además, que México estará atento a la crisis política en Nicaragua y las consecuencias que pudieran tener entre los connacionales y los capitales mexicanos en el país centroamericano.

La Razón, informó también que Martha Delgado, subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, respaldó la postura de Reyes de mantener una política de “no intervención” internacional en el ámbito bilateral, pero remarcó que “a nivel multilateral estamos decididos a defender los derechos humanos en todos los niveles”.
Por último, Reyes ratificó que el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador no disminuirá su cooperación con Nicaragua por motivos políticos, ni abonará a la división del pueblo centroamericano.

Rafael Solís cree que más funcionarios renunciarán a sus cargos por la crisis en Nicaragua

El pasado 5 de enero, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ratificó que la política exterior de México se basará en el principio de “no intervención”, apegándose a lo expresado en el Artículo 89 de la Constitución que se refiere a la política exterior mexicana de “no intervención”.

“Vamos a respetar los principios constitucionales de no intervención y de autodeterminación de los pueblos en materia de política exterior. Nosotros no nos inmiscuimos en asuntos internos de otros países porque no queremos que otros gobiernos, otros países, se entrometan en los asuntos que solo corresponden a los mexicanos", expresó López Obrador a periodistas.

​​El Papa llama al diálogo en Nicaragua

López Obrador agregó que desde hace años la política exterior de México se ha conducido por estos principios y así continuará durante su gestión.

El diálogo nacional inició el pasado 16 de mayo entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, la sociedad civil y estudiantes universitarios, sin embargo, se encuentra suspendido desde julio del año pasado.

​​Panamá insistirá en la OEA en llamado a diálogo constructivo en Nicaragua

Desde el pasado 18 abril, Nicaragua atraviesa una crisis que ha dejado al menos 325 muertos, más de 600 ciudadanos detenidos por protestar, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos de derechos humanos.