• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Con la mitad del cuerpo paralizado se encuentra la privada de libertad María Mercedes Chavarría, de 49 años, quien permanece en la cárcel de mujeres la Esperanza, a quien las autoridades la vinculan con la también detenida Amaya Coppens, estudiante de medicina de León, con nacionalidad belga y nicaragüense, acusada por terrorismo, crimen organizado y otros delitos.

Mariela Velásquez, hija de Chavarría, pidió a las autoridades que le permitan llevarla con un especialista y que todos los pagos estarán a su cargo, ya que en estos momentos está postrada en la cama de la penitenciaría y no se le están brindando las condiciones para su mejoría.

Lea: Juez autoriza visita a familiares de Miguel Mora y Lucia Pineda Ubau

“La visité antier (martes) y su estado es crítico. Ella está inmóvil de la cintura para abajo, no se puede mover. También su brazo izquierdo lo tiene adormecido e inmóvil. Sus compañeras de celda tienen que ayudarla para sus necesidades, quitarse la ropa, ir al baño y sus necesidades fisiológicas”, dijo Velásquez.

La joven señala que su madre no ha participado en marchas ni protestas, por lo cual desconocen los motivos de la detención. Foto: Rafael Lara/END

Según los estudios médicos realizados hace cinco años, la señora Chavarría en su epicrisis se determina que padece de hernia cervical, hernia discal cervical y hernia discal lumbar, para lo cual estaba en tratamiento, pero se vio interrumpido con su detención policial en noviembre del año pasado en la ciudad de León.

También: A Ruth Matute la tienen con uniforme de rea, pese a estar hospitalizada

Por otra parte, la señora de 49 años, tiene problemas renales y neuralgia, por lo cual se le duerme el brazo izquierdo y la parte izquierda del rostro.

Con la mitad del cuerpo paralizado se encuentra la privada de libertad María Mercedes Chavarría, de 49 años. Foto: Rafael Lara/END

“A ella la hospitalizaron pero los exámenes y estudios que le hicieron extrañamente salieron completamente bien. Es raro que a una persona le hagan análisis, y que estos salgan bien, pero las condiciones de salud de la paciente estén mal. Es inexplicable y por eso estamos indignados, ya que ella tiene problemas graves desde mucho tiempo atrás, pero no se lo detectaron”, dijo Velásquez.

De interés: Rafael Solís: "El país no aguanta tres años más en esta situación"

La joven señala que su madre no ha participado en marchas ni protestas, por lo cual desconocen los motivos de la detención y sobre acusaciones de crimen organizado y terrorismo que le imputan las autoridades.