• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Familiares de mujeres prisioneras por participar en protestas contra el Gobierno, denunciaron este jueves casos de abusos contra las detenidas en la cárcel La Esperanza, como golpizas y falta de atención médica para las enfermas.

Kenia Gutiérrez, mujer detenida en agosto y ahora acusada de financiar el terrorismo, ha sufrido agresiones físicas por las custodias de la cárcel La Esperanza. Su marido, Joaquín Valle, precisó que las autoridades le permitieron verla por cinco minutos y pudo notar moretones en el brazo derecho de ella.

Según Valle, el miércoles se realizó la primera audiencia del juicio contra Gutiérrez en los Juzgados de Managua, pero fue suspendida porque el Ministerio Público no llevó los testigos.

“Kenia me dijo que una de las custodias la golpeó, porque intentó ayudar a otra presa política dándole agua”, afirmó Valle, y agregó que Gutiérrez tuvo el valor de denunciar esas agresiones delante de las custodias en la sala.

 Ruth matute, manifestante detenida en Nicaragua / Archivo -

La aboga de Kenia Gutiérrez, Rosario Flores, también confirmó la agresión que sufrió la mujer en la cárcel.

Flores confirmó que los ataques contra Gutiérrez se dieron luego que esta intentó darle un vaso de agua a Claudia Vanessa Matute, otra rea con problemas de salud.

Con parálisis

Otro caso que se denunció este jueves es el de la prisionera María Mercedes Chavarría, quien se encuentra postrada en cama, con la mitad del cuerpo paralizado.

Mariela Velásquez, hija de Chavarría, pidió a las autoridades que le permitan llevarla a un especialista y que todos los pagos estarán a su cargo, ya que en estos momentos está postrada en la cama de la penitenciaría y no se le están brindando las condiciones para su mejoría.

“La visité antier (martes) y su estado es crítico. Ella está inmóvil de la cintura para abajo. También su brazo izquierdo lo tiene adormecido e inmóvil. Sus compañeras de celda tienen que ayudarla para sus necesidades, quitarse la ropa, ir al baño y sus necesidades fisiológicas”, dijo Velásquez.

Según los estudios médicos realizados hace 5 años, Chavarría padece de hernia cervical, hernia discal cervical y hernia discal lumbar, para lo cual estaba en tratamiento, pero este fue interrumpido con su detención policial en noviembre del año pasado en la ciudad de León.

Además, tiene problemas renales y neuralgia, por lo cual se le duerme el brazo izquierdo y la parte izquierda del rostro.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunció este jueves a través de las redes sociales, condenando los abusos contra las protestantes prisioneras.

“La CIDH tomó conocimiento de nuevos malos tratos contra detenidas en cárcel La Esperanza ante reclamo de atención médica. Se urge al Estado de Nicaragua que brinde a las detenidas la atención médica y recuerda la obligación de respetar el derecho a la integridad de las personas”, denunció el organismo.

Otras enfermas

La prisionera Kenia Gutiérrez relató a su abogada que dentro de la cárcel varias mujeres detenidas por protestar están mal de salud, entre ellas Olesia Muñoz, quien presenta complicaciones por la diabetes.

Dijo que en la cárcel tampoco atienden bien a Delmis Portocarrero, quien padece de lupus, una enfermedad complicada.

Ruth Matute, la monimboseña detenida por protestar contra el Gobierno, podría ser trasladada esta semana nuevamente al Sistema Penitenciario Nacional (SPN) de mujeres La Esperanza. Hace 10 días le colocaran un nuevo marcapasos en el corazón, dijo su abogada Rosario Flores.

Informó que este miércoles la mamá de Matute, Reyna Valdivia, le dijo que el médico que la operó para cambiarle el marcapasos, la valoró y afirmó que Matute estaba bien para que sea dada de alta.

“Las custodias de forma burlesca empezaron a decirle que volvía a la cárcel este jueves si era posible, y que hasta le volvieron a colocar la pijama azul (uniforme de la cárcel), me relató doña Reyna”, aseguró Flores.

Una autoridad judicial de Managua ordenó este jueves al Instituto de Medicina Legal (IML) examinar pronto a Matute.

“Se mandó un oficio u orden al Instituto de Medicina Legal para que un médico forense en compañía de un cardiólogo la evalúen a la mayor brevedad posible”, aseguraron en el Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de la capital, donde está la acusación contra Ruth Matute, quien es acusada de fabricar bombas para los manifestantes en Monimbó, Masaya, y fue capturada junto a su esposo en octubre pasado.

Brenda Muñoz, quien está en prisión, sufre de un cáncer hepático. A inicios de noviembre el viceministro nicaragüense de Gobernación, Luis Cañas, pidió a los familiares de Brenda Muñoz Martínez, detenida por protestar contra el Gobierno, que demostraran que la prisionera sufre de cáncer para darle atención especializada. Desde entonces, no se sabe nada de la prisionera ni sus condiciones.