• Diriamba, Carazo |
  • |
  • |
  • Edición Web

A las 7 de la mañana, como estaba previsto, entró a la ciudad de Diriamba la romería de devotos originarios de la zona rural de este municipio y de San Rafael del Sur, con familias enteras que se transportaban en carretas haladas por bueyes en las que traían leña, maíz y otras ofrendas para la elaboración de los alimentos que se reparten durante los festejos en honor del santo mártir San Sebastián.

Don Carlos Gutiérrez, originario de la comunidad Los Gutiérrez Sur, de San Rafael del Sur, Managua, tiene 82 años edad y desde hace 45 llega todos los 18 de enero con su familia para llevar leña a las enramadas y de esta forma pagar al santo el favor de que le ayudó a levantarse luego de que se le murieron unos bueyes.

El otro tradicionalista veterano de la caravana es don Luciano Narváez, quien aunque no se acuerda de su edad exacta, sí tiene presente que desde que era un niño viajaba en carreta con su padre para llevar leña a San Sebastián y afirma que desde hace 65 años acude por una promesa personal.

Las familias que peregrinan se reúnen cada 17 de enero en San Antonio de Arriba, comarca diriambina hasta donde se traslada la imagen peregrina del santo. Ahí permanece toda la noche acompañado de la comunidad y de los carreteros promesantes.

Las ofrendas de los promesantes fueron llevadas a la enramada del mayordomo de las fiestas, don Pedro Blandón Moreno, aunque también llevan donde otros fiesteros.

A lo largo del camino algunas personas reparten bebidas calientes a los promesantes de las carretas para mitigar el frío propio de esta época en la zona, además de diversos alimentos.

Carretas peregrinas en Carazo / Letzira Sevilla

En la enramada los esperaron con nacatamales que también fueron repartidos a los diriambinos que participaron en la tradición.