•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), dijo este domingo en Diriamba que sería lamentable que el Parlamento Europeo suspenda la asistencia que Nicaragua recibe de la Unión Europea, por el hecho de no ver voluntad para resolver la crisis sociopolítica del país.

Brenes comentó que es positivo escuchar otros planteamientos sobre la situación de Nicaragua, que podrían hacer los eurodiputados, y manifestó que lamentaría si los legisladores europeos no llegan a Managua esta semana, como tenían previsto.

"Siempre es bueno escuchar cosas positivas y cosas negativas con las observaciones que nos puedan dar", dijo el arzobispo al referirse a la importancia de la visita de los eurodiputados para el Gobierno y el resto de actores sociales nicaragüenses.

"Es triste que parlamentos que aportan mucho para acciones, para el trabajo, para proyectos a nivel nacional, podrían verdaderamente cortar la asistencia", dijo el cardenal, recordando que el mismo Gobierno y oenegés reciben esas ayudas “que repercuten en la población pobre y necesitada".

Información procedente de Bruselas indica que el Gobierno de Nicaragua está bloqueando la llegada de los eurodiputados a Managua, programada para esta semana.

Extranjeros garantes

Al ser consultado sobre la propuesta que hizo el Gobierno de México para actuar como mediador en un diálogo en Nicaragua, Brenes dijo que hay cosas que competen solo a los nicaragüenses.

"Pienso que hay cuestiones que tenemos que resolverlas entre nosotros. Hay personas aquí muy preparadas, que pueden formar parte de un equipo de diálogo", expresó.

"Lo que sí sería interesante, y he escuchado muchas voces que hablan de garantes, que (el diálogo) tendría que ser a nivel internacional, que ellos puedan ver en qué nos equivocamos, en qué nos comprometemos y cómo se debe cumplir los compromisos", expresó el líder católico.

Insistió en que los obispos y sacerdotes se han mantenido en la tarea de fomentar el diálogo y la disposición de continuar como mediadores. "El papa Francisco ha estado insistiendo en el diálogo y nosotros estamos en esa disposición. Lo hacemos de manera sencilla en nuestras parroquias, cuando hay tensiones en los matrimonios, entre los grupos, en las asociaciones, ahí estamos", explicó.

En Panamá

Esta semana, los obispos de Nicaragua se reunirán en Panamá con el Papa, en la Jornada Mundial de la Juventud, pero el cardenal Brenes descartó que vayan a puntualizar sobre la crisis del país durante ese encuentro. 

El Cardenal Leopoldo Brenes recibió  efusivos saludos en Diriamba. Letizira Sevilla/END

"Creo que no", dijo al responder sobre si hablarán con Francisco sobre la situación en Nicaragua, "porque no es un programa de un encuentro exclusivo de nosotros (obispos de Nicaragua) con el Papa. Somos todos los obispos del área centroamericana los que nos reuniremos con él. No tenemos audiencia personal, solo vamos a escuchar el mensaje que nos trae".