•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) solicitaron este lunes a la Policía Nacional el “permiso y autorización” para marchar pacíficamente el próximo jueves 24 de enero a la 1:30 p.m.

Los representantes del sector privado indicaron, a través de un comunicado, que en cumplimiento a lo que refiere la Constitución Política de Nicaragua en su artículo 54, el cual establece el derecho que tienen los nicaragüenses a la libre “concentración, manifestación y movilización”, procedieron a “solicitar ante la Dirección General de la Policía Nacional el permiso y la autorización para concentrarnos, manifestarnos y movilizarnos de forma cívica y pacífica”.

La solicitud del sector privado es respaldada por los representantes de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), que la ven como “oportuna para que los nicaragüenses puedan ejercer su derecho a la libre movilización”.

Carlos Tünnermann , miembro de la UNAB y de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, organización que participó en el suspendido diálogo nacional con el Gobierno, indicó que esperan que las autoridades den una respuesta positiva a la solicitud de los empresarios.

 Ejército declara que no permitirá armados

“Espero que la Policía dé permiso al sector privado, pues ellos cumplen con todos los requisitos de ley, tienen plena vigencia de sus personerías jurídicas y no veo que tengan alguna objeción legal que puedan aplicar para negar el permiso”, afirmó Tünnermann .

Protección

El sector privado también informó que, en la carta de solicitud enviada a la Policía, se pidió que a la manifestación se le brinde protección policial “con el fin de garantizar la seguridad e integridad física de todos los ciudadanos que participen en la actividad”.

Tünnermann resaltó que la solicitud de seguridad, hecha por el sector privado para la manifestación, es sumamente importante para que la población responda al llamado a marchar, ya que “si la Policía da el permiso, pero no la seguridad, es muy probable que pocos atiendan al llamado de marchar”.

 UE observa derechos humanos en Nicaragua

Agregó que la población está deseosa de marchar, de manifestarse y de ejercer su derecho a la libertad de expresión.

El sector privado nicaragüenses ha manifestado, en los últimos nueve meses de crisis sociopolítica, su voluntad de apoyar una solución pacífica.

El sector privado convocó al primer paro nacional de 24 horas, el cual se ejecutó el 14 de junio.

Luego, como parte de la Alianza Cívica, convocó a la marcha “Juntos somos un volcán”, concretada el 7 de julio de 2018.

Posteriormente se unieron al llamado de dos paros nacionales de 24 horas, realizados el 13 de julio y 7 de septiembre, respectivamente.

Prohíben

La Policía Nacional anunció el 13 de octubre de 2018 que no permitiría ningún tipo de manifestación que no sea autorizada por la misma institución. Desde entonces, las marchas y plantones en Nicaragua no son realizadas con libertad, porque los agentes se posicionan con antelación en el lugar convocado o se llevan detenidos a quienes se atreven a protestar sin su permiso.

 ​Renuncia un juez de sentencias y vigilancia penitenciaria de Managua

El alegato de la Policía para exigir el permiso es que “ninguna actividad puede realizarse sin la correspondiente autorización y cobertura policial a fin de no afectar la vida social, económica, comercial, financiera, religiosa y de recreación del pueblo nicaragüense”.

Sin embargo, desde hace tres meses todas las solicitudes a marchas o manifestaciones recibidas por la Policía han sido rechazadas.