•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras Panamá vive la euforia de la visita del papa Francisco a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), dos nicaragüenses se tomaban fotografías en una avenida de la capital panameña con la bandera azul y blanco invertida, como símbolo de protesta contra el Gobierno de Nicaragua.

Entre centenares de visitantes de numerosos países, los dos nicas dijeron lamentar la difícil situación que viven sus compatriotas en Nicaragua.

Fotos: Peregrinos de Nicaragua parten hacia Panamá para participar en la JMJ

Norman Almendárez y Marvin Martínez, ambos de Managua, afirman que salieron de su país en julio del 2018 porque recibían amenazas de los progubernamentales Consejos del Poder Ciudadano (CPC) del barrio donde vivían, organizaciones partidarias que los denunciaron ante la Policía Nacional.

Nicaragüenses exiliados en Panamá esperan la visita del Papa Francisco.

“Nos vínimos a medida de la crisis que provocó el Gobierno, se volvía más difícil y seguían persiguiendo a los jóvenes”, dijo Almendárez.

Declaró que él es un perseguido político y la Policía nicaragüense lo andaba buscando “porque supuestamente participé en tranques y protestas”.

Asegura que vio morir a uno de los jóvenes durante las protestas contra el Gobierno que empezaron el 18 de abril en Nicaragua.

“Vi morir a un amigo; se llamaba Jimmy Parajón, a quien mataron en las inmediaciones de la Upoli”, relató.

Otra vida

Marvin Martínez, de 27 años, dice que también fue perseguido por la Policía Nacional por participar en los tranques que levantaron en el barrio donde habitaba, el cual evita identificar por seguridad de sus familiares.

“Yo participé en los tranques, pero eso no era ningún delito. Ya sabemos que existe la injusticia y la del Gobierno es la peor”, declaró Martínez.

 Un total de 27.037 peregrinos y voluntarios han llegado a Panamá para la JMJ

Los dos nicaragüenses estaban con un grupo de jóvenes panameños en el sitio donde se realizará esta semana el acto central del papa Francisco con peregrinos.

Un total de 174 jóvenes peregrinos salieron de Nicaragua

“Qué lástima que en nuestro país esto (elevar la bandera) no lo podemos hacer”, se lamentó Martínez, quien dice extrañar mucho a su familia que sigue en Managua.

Añadió que “es injusto que en Nicaragua se trate como delincuentes a los jóvenes”.

 Peregrinos de Nicaragua parten hacia Panamá para participar en la JMJ

Ambos concuerdan en que su estadía en Panamá, lejos de su tierra, es “algo inesperado, una nueva vida”.

“En Panamá es totalmente diferente a lo que se vive en Nicaragua.  Extrañamos a nuestras familias”, subrayó Martínez.