• San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

La Cancillería de Costa Rica rechazó este jueves una nueva protesta de Nicaragua que vincula al país con una presunta banda de delincuentes y criticó la actitud de su vecino de intentar "generar un conflicto artificial".

En respuesta a una nueva nota, con fecha del 22 de enero de 2019, remitida por el Gobierno de Nicaragua, el Ministerio de Relaciones Exteriores costarricense señaló que dicho texto, "hace aún más evidente su intención de generar un conflicto artificial con Costa Rica".

"Al ser esta intención tan manifiesta, el Gobierno de Costa Rica considera improductivo mantener una discusión interminable sobre aspectos sobre los cuales no se logrará acuerdo", cita la institución en un comunicado de prensa.

Costa Rica, además advirtió "sobre todo intento de crear artificiales problemas o controversias, como medio para desviar la atención, ante la grave crisis política y social que desde abril pasado vive ese país".

El Gobierno de Costa Rica indicó que mantiene en todos sus términos lo expresado mediante la nota remitida el 22 de enero pasado, en la que rechazó "de plano", cualquier intento de Managua por vincular a Costa Rica con actividades de grupos de delincuentes que operan en el territorio nicaragüense.

Nicaragua en una nota de protesta remitida a Costa Rica alegó que una agrupación delincuencial conocida como Banda el Jobo, que supuestamente "tiene su base de operaciones en territorio costarricense" atacó a miembros de la policía nicaragüense el día 17 de enero pasado, en el territorio de ese país conocido como Comarca San Ramón, del municipio de San Carlos, Río San Juan.

La Policía Nacional de Nicaragua denunció en ese momento que agentes patrullaban la zona en una camioneta cuando fueron atacados "cobardemente con armas de fuego por la agrupación Banda el Jobo, que comete delitos de asalto, narcotráfico y robo de ganado, desde su base en Costa Rica".

El ataque dejó como saldo cuatro policías nicaragüenses fallecidos, entre ellos una mujer.

El Ministerio de Seguridad Pública y la Policía de Fronteras costarricense inmediatamente desmintió de forma "categórica" que el territorio nacional sea utilizado para atacar a algún país vecino.