• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Por primera vez, desde que empezó el arresto de mujeres por participar en las protestas contra el Gobierno, se pudo observar el estado físico y emocional de algunas detenidas y conocer de su propia voz las condiciones en que permanecen recluidas.

Esto fue posible porque algunos miembros deala delegación de diputados del Parlamento Europeo, que vistió Nicaragua durante tres días, hicieron algunos videos que luego se difundieron en las redes sociales.

Amaya Coppens, Irlanda Jerez y Olesia Muñoz son algunas de las prisioneras que relataron la situación que enfrentan en la cárcel, donde sufren una serie de restricciones.

Olesia Muñoz aprovechó la visita de los parlamentarios europeos para relatar la forma en que fue detenida en Niquinohomo, donde formaba parte del coro de la Iglesia católica.

Acusan a manifestantes por asesinato de agente policial

Muñoz dijo a los europeos que quienes llegaron a realizar las capturas llevaban orden de matar y que su casa fue atacada a balazos por parapolicías (civiles armados encapuchados) que llegaron en compañía de agentes policiales.

Aseguró que abrieron los portones de su casa a punta de balas, la destruyeron por dentro, robaron sus pertenencias y que estando ella dentro de la vivienda, no la capturaron porque se escondió en una bodega donde había muchos objetos.

Juez absuelve a dirigente estudiantil de la UNA

Dijo que en ese lugar pasó escondida durante ocho días, sin ingerir alimentos ni bebidas, por el miedo a que le hicieran algo si salía.

Obstáculos

La joven estudiante Amaya Coppens, capturada en León por liderar las protestas estudiantiles, dijo a los parlamentarios europeos que las detenidas reciben un trato diferente a las reas comunes. No permiten que les pasen medicamentos y que, aún con esa limitación, intenta cuidar a sus compañeras; y mostró los morados en su pierna debido a problemas de presión.

Miguel Mora presenta problemas de visión tras 35 días encarcelado

En la celda de Coppens hay 15 prisioneras en total, incluyendo a Ruth Matute, quien se encuentra hospitalizada por una operación del corazón.

Patricia Sánchez, otra de las prisioneras, aseguró que no tienen acceso a nada de lo que les permiten a las prisioneras por delitos comunes.

“Nuestras ropas, nuestras sábanas, nuestra ropa interior, están tendidas en el techo”, afirmó.

Agregó que el espacio en el que permanecen es pequeño. Otro grupo, que aparece detrás de unas verjas, afirmó que no les permiten hacer llamadas a sus familiares.

Irlanda denuncia

La comerciante Irlanda Jerez afirmó que la condenó el Gobierno sin ser llevada a ninguna audiencia. Relató que fue arrestada el 18 de julio del 2018 en Managua, por un sinnúmero de parapolicías encapuchados y estuvo en la cárcel El Chipote 48 horas siendo investigada, donde supuestamente le dieron a beber algo con droga.

Protestantes presas denuncian su situación a eurodiputados

“Me acusan de robar, de extorsión y falsificar documentos; solamente he levantado mi voz y mi bandera”, enfatizó.

Irlanda Jerez.

Indicó que su papá, Rolando Jerez, también estuvo detenido por motivos políticos de 1980 a 1983, durante la Revolución sandinista.

En los videos se aprecia a las mujeres alzando uno de los brazos en señal de fuerza y diciendo a los parlamentarios europeos que están presas simplemente por participar en las protestas contra el Gobierno.