• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • AFP

Las autoridades nicaragüenses no permiten a las mujeres presas por participar en protestas contra el Gobierno recibir a sus abogados defensores denunció la detenida líder estudiantil de origen belga-nicaragüense Amaya Coppens.

"Aquí a los abogados no los dejan entrar" y "a muchas de ellas no les dicen siquiera cuando van a ir a los juzgados", declaró Coppens a un grupo de eurodiputados que las visitó y grabó en un video la semana pasada en cárcel de mujeres La Esperanza, durante una visita al país.

Coppens, una de las principales dirigentes del movimiento estudiantil que surgió a raíz de las protestas de abril pasado, fue detenida en septiembre y luego acusada por "terrorismo" y otros delitos al amparo de una cuestionada ley que criminaliza las protestas.

Según el video difundido en medios de prensa, la joven es la única de unas 16 mujeres detenidas por razones políticas en este penal que logró entrevistarse una vez con su abogado por presiones de su consulado.

Manifestante presas en Nicaragua / cortesía Los eurodiputados, que ya abandonaron el país, también consiguieron ver en la cárcel El Chipote de Managua a los periodistas Miguel Mora, director del clausurado canal privado de televisión 100% Noticias y a su directora de prensa, Lucia Pineda, encarcelados en diciembre.

"Queremos siempre la libertad porque no somos delincuentes, en mi caso yo soy periodista", dijo Pineda, de nacionalidad nicaragüenses y costarricense, en un video en el que luce más delgada y pálida.

Mientras que Mora pidió "luz", porque lleva más de un mes encerrado en la oscuridad y una biblia.

Según la opositora alianza Unidad Nacional Azul y Blanco, más de 766 presos políticos están "injustamente detenidos y enjuiciados sin ninguna garantía del debido proceso".