• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La organización Techo Costa Rica expuso el Censo 2018, dirigido para contabilizar a las familias nicaragüenses que se han asentado en el territorio costarricense, el que reveló que los nicas viven hacinados.

El estudio fue realizado en 24 de los 102 asentamientos de la provincia de San José, capital de Costa Rica.

El estudio indicó que el 58.2% de los censados viven en hacinamiento.

El censo abarcó a 530 nicaragüenses; es decir, 165 familias quienes en su mayoría dijeron desplazarse huyendo, porque fueron amenazados y perseguidos por protestar contra el Gobierno. En otros casos afirmaron que se vieron obligados a migrar por la falta de un empleo.

END

Los nicaragüenses censados por Techo Costa Rica expresaron que una de sus principales necesidades es tener un trabajo, una vivienda, atención médica y educación para sus hijos.

Los registrados en el estudio refirieron que llegaron mayoritariamente a territorio tico en mayo 13.3%; junio 17.6% y julio 23.6%.

Al salir de sus ciudades, el 45% viajó directo a Costa Rica, pero otros mencionaron que llegaron por otros puntos, como San Carlos 14.5%; Los Chiles 9.6% y Peñas Blancas 8.4%.

Las dificultades que vivieron los nicaragüenses durante la travesía para llegar a territorio tico van desde la violencia, estafa, robo, agresión física, extorsión, fraude de coyotes, hasta la discriminación.

Sin vivienda y sin trabajo

La Organización Internacional de Migrantes (OIM) registra que unos 52,000 nicaragüenses se vieron obligados a desplazarse hacia territorio costarricense. De estos 23,138 han solicitado refugio a las autoridades de Costa Rica.

El censo también demuestra que la migración de nicaragüenses se está convirtiendo en una emergencia humanitaria, pues, muchos carecen de vivienda propia y trabajo fijo.

El estudio también indica que solo el 12% de los nicas censados no saben ni leer ni escribir.

Recomendaciones

Techo Costa Rica, en el informe del Censo 2018, recomienda al Gobierno de Costa Rica fortalecer el sistema de información de la educación y brindar asesoría en regulación migratoria.

Asimismo, los invita a otorgar junto con el carné de refugio, el número de identidad migratoria y permiso de trabajo, agilizar trámites de refugio, informar sobre los requisitos para acceder al sistema de seguridad social y la educación pública y hacer un censo más amplio que permita conocer la realidad que afrontan los nicaragüenses.